Listas de datos y ficheros de morosidad – 2019 –

Son muchas las veces que nos preguntamos por la cantidad de ficheros o listas de morosos y riesgo que existen en el país. Y ya no solo eso, sino que podemos tener dudas de en cuáles podemos estar incluidos, o queremos tener información acerca de cómo salir de estas o de los datos personales que se almacenan en ellas.


Además, también es muy habitual pensar que todas sirven para lo mismo o que incluyen a los usuarios en ellas por motivos parecidos o similares. Y ¿es así? A continuación, vamos a desarrollar brevemente un resumen de los cuatro listados de datos más importantes del panorama español, para que podamos distinguir unos de otros y tener unas nociones básicas de cada uno de ellos.

 

Principales ficheros

Este fichero de morosidad atañe a aquellas personas físicas cuyo historial crediticio posea alguna irregularidad, como deudas o impagos.

Este listado de morosidad incumbe a aquellas personas jurídicas cuyo historial crediticio tenga algún impago de un importe mínimo de 300 €.

La tercera lista de deudas más famosa a nivel nacional, no hace distinciones entre persona jurídica o física a la hora de registrar los datos.

Este registro de datos no informa sobre impagos o deudas, sino sobre el «riesgo» o la cantidad pendiente que le queda por abonar a una persona.

Comparador-de-prestamos

1. El fichero de morosidad ASNEF

El fichero ASNEF está considerado el listado de morosidad por excelencia. Cualquier persona que piense en este tipo de listas, ASNEF es la que primero se viene a la cabeza de las personas, quizá por su popularidad, o puede que porque es uno de los registros más amplios que hay. ASNEF es el acrónimo correspondiente a la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito, el cual está gestionado por la empresa “Equifax Servicios sobre Solvencia y Crédito S.L.”.

Los usuarios que se ven incluidos en esta biblioteca de datos están porque su historial crediticio no ha sido realmente bueno. Y, ¿Esto qué quiere decir? Que las personas que cometen algún tipo de impago, con alguna de las empresas asociadas con ASNEF, terminan con sus datos personales en este listado.

Por supuesto, podemos acceder a esta información libremente, realizando una consulta para saber si estás en el listado ASNEF.

La naturaleza de las facturas no abonadas no es relevante para la inclusión, ya que lo mismo da que sea una factura de la luz, que un retraso en el pago de una cuota de un minipréstamo o de una tarjeta de crédito.

Y aunque conseguir que tus datos se eliminen de este listado sin pagar es posible, puesto que pasado un plazo de seis años el fichero tiene la obligación de sacarte, no quiere decir que la deuda que mantengas con la empresa pertinente se anule. Para nada.

Así, podemos salir del ASNEF, pero no gratis.

2. El listado de impagos RAI

Si somos una persona jurídica, es decir, una empresa, compañía, asociación, o somos trabajadores autónomos, y tenemos alguna factura pendiente de pagar, este listado de impagos es el que nos corresponde. Así mismo, para la obtención de préstamos con impagos, es menos invalidante que los ficheros personales, como ASNEF.

El fichero RAI, cuyas siglas corresponden al Registro de Aceptaciones Impagadas, registra aquellos datos crediticios, con un historial de deudas, a través de tres grandes entidades, encargadas de facilitar los datos al listado: las cajas de ahorro, los bancos y las cooperativas de crédito. Eso sí, a diferencia del ASNEF, los datos almacenados no tardan seis años en desaparecer, sino un máximo de 30 meses, a no ser que la empresa o entidad abone la cuantía que debe antes de este plazo.

Diferencias entre préstamo y crédito
El proceso de inclusión de una persona jurídica en el RAI también varía en comparación con el ASNEF. Para empezar el deudor debe mantener una deuda mínima de 300€ con alguna empresa, proveedor, etc. Y, para continuar, tienen que presentarse una serie de documentación entre la que se encuentre un justificante del acreedor y el deudor en el que este último acepte la deuda que se le impone.


El contra más determinante para aquellas empresas que se encuentran incluidas en el listado de morosidad RAI es las consecuencias más próximas que les pueden afectar.

Esto es debido a que si mantienen una deuda que repercuta a la financiación de la compañía, esta puede afectarle a la hora de contactar y acordar contratos con proveedores que, si son reconocidos como acreedores, pueden comprobar el fichero RAI y cotejar los datos que necesiten valorar para un posible acuerdo. Que en caso de ver que su cliente tiene deudas, pueden echarse para atrás en sus negocios.

Solicitar minipréstamos sin papeles

3. Lista de impagos de Badexcug

El fichero de morosidad Badexcug, perteneciente a la empresa Experian Bureau de Crédito, es uno de los listados más populares en el panorama nacional. Sus siglas se atribuyen a la “Base de Datos Experian Closed Users Group”.

Es un listado que afecta tanto a personas físicas como a jurídicas. Y que los datos que se incluyen en el mismo son proporcionados por entidades bancarias, empresas de telecomunicación, cajas de ahorro, y demás empresas relacionadas con los productos financieros y crediticios.

A diferencia de los anteriores listados de morosidad ya vistos, Badexcug se pone en contacto con el usuario que ha cometido algún tipo de impago, para darle la oportunidad de que este salde su deuda antes de que se le incluya en su base de datos.

4. Fichero de riesgo CIRBE

Hemos estado hablando todo el rato de ficheros de morosidad y listas que almacenan datos de impagos, sin embargo, no todos los registros en los que se reflejan los historiales crediticios de personas físicas o jurídicas tienen que ver con las deudas.

Nos estamos refiriendo al fichero CIRBE o CIR, siglas asignadas a la Central de Información de Riesgos del Banco de España, que refleja el riesgo de una persona. Pero ¿a qué nos referimos como riego? La palabra riesgo en el contexto del fichero CIRBE no tiene el mismo significado a la empleada habitualmente en nuestro lenguaje convencional.

 

Comparar créditos y préstamos

Por riesgo nos referimos al monto de dinero que queda pendiente por pagar de un préstamo, una financiación, un minicrédito, etc. Esto no significa que la persona que aparece en el CIRBE haya cometido un impago en alguno de sus contratos financieros, sino que aún no ha terminado de abonar el total de la cuantía solicitada.

Una persona puede aparecer en el fichero CIR de manera directa (siendo esta la que haya contratado el producto financiero) o de forma indirecta (si esta ha ayudado al titular del contrato a conseguirlo. Por ejemplo, ejerciendo como su avalista).

Por otro lado, habría que tener en cuenta que para que nuestros datos aparezcan reflejados en el fichero, debemos de mantener un riesgo superior a 6.000 €

GUÍAS DE EFICACIA FINANCIERA Y AHORRO

Guías financieras

Guía para emprender

Consejos de ahorro para autónomos

Consejos para ahorrar dinero con tu coche

Consejos de ahorro en el hogar

Trucos para llegar a fin de mes

Noticias y post relacionados

Créditos con ASNEFPréstamos personales con ASNEFPréstamos con morosidad

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.