Préstamos y créditos - 2019 -

doncredit-creditos-prestamos

Encuentra rápidamente el préstamo o crédito que mejor se adapta a ti. Bajo estas líneas te presentamos una comparativa de los préstamos online más destacados de España. Compara, elige y ahorra.

Préstamos - búsqueda rápida

¿Cuánto dinero necesitas?

hasta 100 € – hasta 300 € – hasta 500 € – hasta 1000 € – hasta 3000 € – hasta 10.000 € – hasta 15.000 € – desde 20.000 €

Todos los créditos

  • Cantidad: de 50 a 1.000 € (Hasta 300 € en el 1º crédito)
  • Plazo: de 7 a 30 días
  • Acepta ASNEF: no
  • Ejemplo: 300 euros a 30 días desde 0 €
  • Tener entre 21 y 75 años de edad
  • Nuestro número de cuenta bancaria
  • DNI o NIE
  • No estar en ASNEF
  • Residencia en España
  • Ventajas: Tu 1º crédito de un máximo de 300 euros te sale por 0 € (no tiene comisiones), por lo que solo reembolsas el capital prestado. Gestión rápida: recibe el dinero en una media de 15 minutos
  • Desventajas:  No acepta solicitudes que tengan anotaciones en ASNEF o RAI
  • Cantidad: de 100 a 1.000 €
  • Plazo: reembolso entre 5 y 30 días
  • Acepta ASNEF:
  • Ejemplo: 300 € a 30 días desde 0 € ( 1º crédito sin comisiones)
  •  Estar en un rango de edad entre los 18 y los 80 años
  • Residir en España
  • Disponer de un justificante de ingresos regulares: nómina, pensión, autónomos, etc.
  • Ventajas: Puedes contratar tu 1º préstamo desde 0 euros. Ofrecen financiación sin importar registro de impagos en ASNEF. No se necesita tener un aval.
  • Desventajas: Limitación para primeras solicitudes, el máximo a contratar aumentará gradualmente hasta los tres mil euros.
Viaconto - Logo
  • Cantidad: de 50 a 600 € ( 1ª solicitud hasta 300 € sin intereses)
  • Plazo: de 7 días hasta 30 días
  • Acepta ASNEF:
  • Ejemplo: 300 € a 30 días desde 0 €
  • Edad de 21 a 65 años
  • DNI o NIE
  • Residencia en España
  • Justificante ingresos fijos (pensión, paro, nómina, etc.)
  • Número de cuenta bancaria de la que seamos titulares
  • Número de teléfono móvil
  • No tener deudas por importes de más de mil euros
  • Ventajas: Acepta solicitudes que tengan deudas registradas en ficheros de morosidad como ASNEF o RAI pero el impago no ha de ser de más de mil euros y estar asociado a otra entidad de financiación
  • Desventajas:  Cuenta con una limitación para primeros clientes que no permite contratar más de 300 euros
  • Cantidad: de 1.000 y 40.000 €
  • Plazo: de 2 a 6 años
  • Acepta ASNEF: no
  • Ejemplo: 8.500 € (60 cuotas) = 1.953,25 €
  •  Edad entre 18 y 70 años de edad.
  • No estar en ASNEF o RAI.
  • Justificante de ingresos regulares (nómina, prestación, jubilación, autónomos, etc).
  • Residir en España.
  • Ventajas: Ofrecen financiación destinada a una gran variedad de proyectos y por cantidades que se se sitúan entre las más altas del sector
  • Desventajas: No aceptan ASNEF y el primer préstamo es a partir de mil euros
  • Cantidad: entre 200 y 4.000 euros
  • Plazo: mínimo 5 meses y máximo 4 años
  • Acepta ASNEF: no
  • TAE: 33,20 – 301,34 % TIN: 29 – 112 %
  • Edad ser mayor de 18 años de edad.
  • Residencia en España, desde al menos 5 años.
  • No estar en ficheros de morosidad, como ASNEF o Experian.
  • Ventajas: Confirmación en 24 horas. Puedes fijar la cantidad desea a devolver mensualmente.
  • Desventajas: No acepta ASNEF ni otros ficheros. Comisiones elevadas. Residencia en España desde al menos los últimos 5 años.
  • Cantidad: de 750 a 5.000 €
  • Plazo: hasta 36 meses
  • Acepta ASNEF:
  • Ejemplo: 750 € a 10 meses cuestan 217 € (total 967 €)
  • Desde los 18 años de edad
  • Documento DNI o NIE
  • Contar con un justificante de ingresos regulares demostrables(Puede ser una nómina, una pensión, declaración del IVA en autónomos, etc.)
  • Residir en España
  • Número de cuenta bancaria de la que tengamos la titularidad
  • Ventajas: Con Monedo Now podemos conseguir financiación por cantidades de dinero altas, ya que llega hasta los cinco mil euros. Además, también ofrece préstamos personales estando en ASNEF o RAI
  • Desventajas: El importe mínimo a solicitar parte de los 750 euros
  • Cantidad: de 50 € a 1000 € (1ª solicitud hasta 500 € sin comisión)
  • Plazo: en una cuota o a plazos
  • Acepta ASNEF: no
  • Ejemplo: 350 € a 30 días desde 0 €
  • Estar en un rango de edad de 25 a 70 años
  • DNI o NIE
  • Residencia en España
  • Número de teléfono del que seamos titulares
  • No estar en ASNEF, BADEXCUG o EQUIFAX
  • Ventajas: Puedes obtener el primer crédito de hasta 500 euros en 30 días sin pagar comisiones. También te permite realizar el reembolso en cuotas, según lo que necesites
  • Desventajas:  No aceptan solicitudes de perfiles que tengan deudas registradas en listados de impagos
  • Cantidad: de 50 a 800 € (1º crédito hasta 300 € a 0 % de comisión)
  • Plazo: de 5 a 30 días
  • Acepta ASNEF:
  • Ejemplo: 300 € a 30 días desde 0 euros
  • Edad mínima de 21 años
  • DNI o NIE
  • Residir en España
  • Ser titular de una cuenta bancaria
  • Titular de una línea de teléfono en una operadora Española
  • Ingresos regulares justificables (nómina, pensión, paro, etc.)
  • Acepta ASNEF si la deuda no es superior a 2.000 euros ni proviene de otra financiera
  • Ventajas: Acepta solicitudes que tengan impagos en ficheros de morosidad si la deuda no supera un importe de dos mil euros y no está asociada a servicios de financiación. No requiere de aval
  • Desventajas:  Limitación para primeros clientes (300 euros)
  • Cantidad: de 50 hasta 750 euros
  • Plazo: devolución hasta  en 30 días
  • Acepta ASNEF:
  • Ejemplo: a consultar ya que es un buscador de créditos
  • Desde 18 años de edad
  • Residir en España
  • Documentación DNI o NIE
  • Tener un justificante de ingresos habituales: paro, pensión, nómina, autónomos, etc.
  • Cuenta bancaria de la que seamos titulares
  • Ventajas: Con el buscador de Credy podemos comparar de forma rápida para encontrar el tipo de financiación que necesitamos: con ASNEF, sin nómina e incluso sin tener aval. Además, ofrece tu 1º crédito desde 0 € (sin comisiones)
  • Desventajas:  No ofrece préstamos por cantidades altas, su límite está en 750 €
  • Cantidad: desde 1 € a 900 € (límite 300 € en la 1ª solicitud)
  • Plazo: hasta 44 días
  • Acepta ASNEF:
  • Ejemplo: 200 € a 30 días cuestan 59, 4 €
  • Tener un mínimo de edad de 18 años
  • Titularidad de una cuenta bancaria
  • Contar con una tarjeta (crédito o débito) que esté asociada a dicha cuenta
  • DNI o NIE
  • Residencia en España
  • Demostrar que recibimos ingresos de forma regular (nómina,paro, autónomos, etc.)
  • Ventajas: Aceptan solicitudes incluso estando en ASNEF. Ofrecen una tramitación rápida y ágil, en la que se requiere poco papeleo
  • Desventajas:  Cuenta con limitación para primeros clientes (300 €) y no ofrece un servicio de prórrogas en el reembolso
  • Cantidad: de 50 euros a 500 euros
  • Plazo: 15 o 30 días
  • Acepta ASNEF:
  • Ejemplo: 300 euros a 30 días te cuestan 95 euros
  • Edad de 21 hasta 80 años
  • Número de cuenta bancaria
  • Justificante de ingresos regulares
  • DNI o NIE
  • Titularidad de un número de teléfono
  • Residir en España
  • Ventajas: Acepta solicitudes de perfiles que tengan deudas en ASNEF o RAI. No se requiere de aval para obtener financiación rápida
  • Desventajas:  Devolución a elegir entre solo dos plazos: 15 o 30 días
  • Cantidad: de 50 a 1.000 € (1º crédito hasta 300 € y sin comisiones)
  • Plazo: de 1 a 30 días
  • Acepta ASNEF: no
  • Ejemplo: 300 € a 30 días cuestan 0 euros
  • Edad entre 21 y 65 años de edad.
  • Residencia en España.
  • Justificar algún tipo de ingresos (nómina, prestación, jubilación, autónomos, etc).
  • Ventajas: Muy rápidos. Sin papeleos. Primer minicrédito sin comisiones
  • Desventajas: No aceptan ASNEF

Préstamos y Créditos

A través de nuestro comparador, vas a poder encontrar las principales y más actuales ofertas en préstamos.

Busca la entidad que más te interese y conoce todas sus características a fondo, de forma rápida y sencilla.

Índice de contenido

A través de los créditos y préstamos personales podemos conseguir financiación para todo lo que necesitemos sin importar que se trate de dinero pagar una avería imprevista en casa, arreglar el coche, o irnos de vacaciones en familia.

En nuestro comparador tienes las mejores ofertas de este momento, para que encuentres rápidamente y de un vistazo el préstamo que necesitas.

Préstamos. ¿En qué consisten?

Cuando hablamos de préstamos hacemos referencia a un servicio a través del que cualquier particular o persona jurídica puede acceder a financiación pagando una determinada suma de intereses por la operación.

  • Un ejemplo consistiría en: 500 € a devolver en 30 días, que tendrían unos intereses de 80 €. Por lo tanto, una vez cumplido el plazo de días tendríamos que devolver 580 euros.

Hemos de tener en cuenta que tanto la cantidad de dinero que podemos solicitar así como el total de intereses de la operación dependerá directamente del tipo de préstamo personal que vayamos a solicitar así como de la entidad que elijamos para contratar el servicio.

Uno de los principales aspectos que debemos de contemplar como beneficiarios de nuestro préstamo es que nos vamos a comprometer a devolver el dinero prestado (más sus intereses) dentro de un plazo determinado de tiempo, tal y como veremos que se recoge en el contrato de nuestro préstamo.

Antes de que Internet se convirtiera en un medio habitual a través del que consumir productos o servicios, el acceso a diferentes tipos de financiación como préstamos personales bancarios o tarjetas de crédito era mucho más limitado.

Ahora el abanico de servicios de crédito a los que podemos tener acceso nos ofrece un sinfín de posibilidades que se adaptan a todo tipo de perfiles.

Es por ello que con el fin de encontrar la financiación que mejor se ajusten a lo que necesitamos cuando buscamos financiación, debemos de comparar y ver las diferentes ofertas que tenemos a nuestro alcance. Encontrando de esta manera nuestra financiación ideal.

Ponemos a vuestra disposición nuestro completo comparador, donde podréis encontrar las principales características de cada una de las plataformas.

Mini créditos rápidos: Consigue financiación en minutos

Los minicréditos son un servicio enfocado a conseguir financiación que ha incrementado su popularidad a lo largo de los últimos años por la versatilidad que ofrece.

Dentro de las grandes ventajas que nos ofrece este servicio encontramos la facilidad con la que los podemos tramitar, completando todo el proceso de solicitud desde cualquier lugar a través de Internet, rápidamente y sin tener que repasar y reunir papeleo.

Además, una vez sea aprobada nuestra solicitud podremos disponer del dinero en nuestra cuenta en el transcurso de solo unos minutos.

Estos minipréstamos están enfocados a ofrecernos pequeñas cantidades de dinero que varían entre los 50 y los 900 euros, según la plataforma o financiera que elijamos para gestionar nuestra solicitud, así como si se trata de nuestro primer trámite con la entidad.

Al igual que sucede en el proceso de solicitud de este servicio, la devolución también está pensada para ser rápida y fácil. Es por este motivo por el que, por norma general, nos encontramos con plazos de devolución que no superan los 30 días.

Una vez cumplido el plazo de devolución nos tendremos que encargar de devolver tanto la cantidad de dinero prestada como los intereses, los cuáles varían también según la plataforma en la que vayamos a gestionar nuestra solicitud de mini crédito, con una media de un 1,1 % diario.

Créditos y préstamos. ¿Qué variedades existen?

Actualmente existen una increíble cantidad de préstamos y de créditos que se pueden contratar a través de Internet.

A la distancia de tan solo unos clics tienes a tu alcance tanto préstamos bancarios tradicionales, como créditos rápidos privados para conseguir dinero en tiempo récord.

En nuestra página web podrás encontrar información con la que asesorarte y decidir con criterio, conociendo antes todas las opciones que tienes a tu alcance.

Seguidamente te ofrecemos todos los diferentes tipos de financiación que puedes conseguir hoy, explicados a fondo.

¿Qué son los préstamos personales bancarios?

  • Estos préstamos personales consisten en la obtención de considerables sumas de dinero con extensos plazos de devolución.

Dependiendo de la cantidad que solicitemos, el plazo variará de meses a años.

De media y según un reciente estudio realizado por el Banco de España encontramos que el TEDR (TAE sin contar con las comisiones) de este servicio en plazos de hasta cinco años es del 8,52 %.

Si queremos acceder a un servicio financiero con estas características podemos recurrir tanto a entidades bancarias, es decir, nuestro banco «de siempre», así como a entidades financieras de crédito.

Como se trata de elevadas cantidades de dinero, encontramos que este servicio está enfocado a financiar grandes propósitos como crear nuestra propia empresa, hacer reformas en casa o adquirir un nuevo automóvil.

Por último, queremos diferenciar este tipo de préstamos personales de los que denominamos como «rápidos», ya que su tiempo de concesión suele ser bastante más extenso: de dos días a un mes, según la entidad.

¿Qué caracteriza a los préstamos p2p o crowdlending?

Estos se consiguen a través de las llamadas plataformas de crowdlending.

Estas plataformas funcionan poniendo en contacto a particulares o empresas con fuentes de financiación independientes, que ofrecen diferentes cantidades de dinero a cambio de rentabilidad.

De esta manera, podemos tener acceso a liquidez sin tener que recurrir a una entidad bancaria.

En lo referente al tipo de interés que encontramos en estos servicios de financiación hemos de saber que se trata de un porcentaje variable, el cual estará directamente relacionado con nuestra calificación crediticia y, por lo tanto, cuanto mejor sea nuestro perfil como solicitante menor será el interés que tendremos que pagar.

El tipo de interés medio que nos encontramos en este tipo de préstamos para particulares se sitúa alrededor del 6% TAE, aunque tal y como os decíamos anteriormente, este porcentaje variará según nuestra calificación crediticia.

Tipos de créditos y de préstamos personales que existen

No nos olvidemos de las tarjetas de crédito

  • Otra de las variedades que no podíamos pasar por alto son las tarjetas de crédito, las cuales tienen un funcionamiento muy similar al que nos encontramos en un préstamo, aunque con algunas diferencias ya que se encuentran más enfocadas a la financiación de compras.

A través de las tarjetas de crédito podemos conseguir diferentes cantidades de dinero (por norma general entre los 600 y los 8000 euros) con los que podemos abonar tanto la compra de bienes como de servicios.

El principal uso que se suele hacer de las tarjetas es, como os decíamos, la compra aplazada.

De esta manera, si estamos a final de mes y necesitamos adquirir algo, podemos conseguir el dinero que necesitemos y pagarlo cuando cobremos nuestra nómina el mes siguiente, o elegir devolver el importe a plazos, añadiendo los intereses correspondientes.

Por último: Créditos al consumo

  • Tal y como indica su nombre, este servicio está enfocado a financiar compras, ya sea bienes o servicios, que implican un importante desembolso de dinero y por lo tanto resultan más asequibles cuando pueden abonarse en mensualidades.

Podemos encontrarlos directamente en las secciones de financiación de los establecimientos o empresas que los ofrecen, como por ejemplo en tiendas de electrodomésticos en grandes almacenes y en concesionarios.

Conseguir créditos al consumo es un servicio muy habitual cuando vamos a adquirir un coche y lo pagamos en diferentes plazos durante los meses que necesitemos.

El modo de funcionamiento de los créditos al consumo difiere bastante con los servicios financieros de los que os hablábamos anteriormente en esta lista.

En este caso el titular no recibe el dinero directamente en su cuenta en forma de ingreso si no que se le permite comprar el bien o servicio de manera financiada, para abonarlo en diferentes plazos.

Al igual que sucede con los otros tipos de financiación de los que os hablábamos anteriormente los intereses aplicados a este servicio varían según las condiciones establecidas por la empresa o negocio donde realicemos la compra. Sin embargo, hemos de tener en cuenta de que tienen intereses muy ajustados dado que su meta es facilitar e incentivar el consumo.

Y hasta aquí nuestra lista dedicada a recopilar las principales variedades de tipo de préstamo que existen actualmente, con todas las ventajas e inconvenientes que nos ofrecen.

Recuerda: para poder comparar y elegir el servicio que mejor se ajuste a lo que necesitas, no hay nada mejor que conocer todas las opciones que tienes a tu alcance.

¿Qué opciones tengo si quiero solicitar préstamos con ASNEF?

Seguidamente vamos a tratar uno de los principales aspectos que debemos de tener en cuenta a la hora de solicitar créditos: formar parte de los conocidos como ficheros de morosos, por ejemplo ASNEF, RAI, BADEXCUG o CIRBE.

Si queremos conseguir minicréditos hemos de saber que existen plataformas que se encuentran especializadas en ofrecer préstamos con ASNEF sin que esta característica se convierta en un requisito excluyente. Sin embargo, cuando queremos tener acceso a uno de estos servicios de préstamos con ASNEF es importante que conozcamos las principales condiciones y aspectos que sí se van a valorar al gestionar nuestra solicitud:

  • En primer lugar, hemos de tener en cuenta que si nuestra deuda está asociada a otra plataforma financiera como por ejemplo el impago de un préstamo personal o una tarjeta de crédito, nos vamos a encontrar con dificultades para tramitar nuestra solicitud.
  • Si el importe que tenemos adeudado supera el máximo determinado por la plataforma que hemos elegido, tampoco vamos a poder gestionar nuestra financiación con éxito.

De media este límite se sitúa alrededor de los 200€, aunque también encontramos plataformas en las que la cantidad aumenta a quinientos o mil euros. Este límite queda establecido por la entidad que elijamos y variará de un prestamista a otro.

Cuando vamos a completar nuestra solicitud hemos de saber que si no nos adecuamos a estas condiciones, no será posible conseguir créditos con ASNEF (aunque como os decíamos, los requisitos concretos varían entre entidades).

En el caso contrario, si cumplimos estos requisitos, vamos a poder acceder a un préstamo estando en ASNEF sin ningún tipo de problema, disfrutando de todas las características que definen a este servicio financiero.

Dinero para «morosos»: La importancia de comparar

Acabamos de ver cuáles son los dos principales requisitos que hemos de cumplir si estamos buscando un préstamo para personas morosas.

Cuando queremos contratar financiación bajo estas condiciones hemos de prestar especial atención a los comparadores que rápidamente nos permiten ver cuáles son los prestamistas que nos ofrecen un crédito con estas características.

Con el fin de ahorrar tiempo y saber cual es la plataforma que mejor se adapta a nuestras necesidades para contratar un crédito con morosidad ponemos a vuestro alcance un comparador como el que podemos encontrar en la parte superior de esta entrada.

Aquí recogemos las principales plataformas que aceptan solicitudes sin que importe ASNEF, junto con sus principales requisitos y condiciones; Información con la que vamos a poder elegir e ir directos a la contratación del servicio que más nos interesa sin perder ni un minuto.

Créditos con impagos y el uso responsable

Que actualmente podamos contratar un préstamo con impagos nos ofrece una alternativa de financiación para casos en los que conseguir financiación sería más complicado.

No obstante, antes de recurrir a la contratación de un servicio con estas características hemos de tener en cuenta que vamos a tener que realizar una buena previsión de nuestro presupuesto con el fin de cumplir con los plazos de devolución. Y es que de no ser así, estaríamos añadiendo un nuevo impago que complicaría que en el futuro podamos volver a contratar cualquier servicio asociado a crédito.

Por lo tanto, no se recomienda, por ejemplo, contratar un crédito con impagos para abonar una deuda que tengamos pendiente.

De ser así, estaríamos cubriendo el adeudo que teníamos pendiente pero creando a su vez un nuevo déficit.

Financiación a través de créditos con garantía hipotecaria

Créditos con garantía hipotecaria

Continúamos con las opciones para obtener financiación incluso cuando tenemos deudas a través de los créditos con garantía hipotecaria.

Se trata de un servicio con el que podemos tener acceso a financiación por elevadas cantidades y, en la mayoría de casos, sin importar que tengamos anotaciones dentro de ficheros de impagos.

Esto es debido a que la garantía que se utilizará para avalar la operación será la hipoteca o propiedad que tengamos a nuestro nombre. Así, el capital máximo que podremos contratar a través de nuestro préstamo con garantía hipotecaria dependerá directamente de su valor de tasación.

Préstamos sin vivienda (sin propiedad)

Y en el caso opuesto: ¿Qué sucede en el caso de los créditos sin vivienda? ¿Existen?. Os vamos a hablar de ello a continuación:

A través de la paulatina mejora que se ha ido gestando en el sector de la financiación privada, hoy en día podemos tener acceso a servicios de financiación que hasta hace unos cuantos años eran impensables.

Es el caso de los préstamos sin vivienda, los cuáles no requieren de un aval «físico» en forma de propiedad para poder obtener determinada cantidad de dinero.

Así, tenemos plataformas que hoy en día nos ofrecen alternativas de financiación para cualquier tipo de necesidad, por lo que tan solo tenemos que saber qué es lo que necesitamos y buscar aquella que mejor se ajuste a nosotros.

Quiero conseguir préstamos gratis. ¿Existen?

El sector de la financiación ha crecido mucho a lo largo de la última década gracias a todas las posibilidades que nos ofrece Internet, acentuando cada vez más la competencia entre entidades.

Con el fin de atraer más clientes, existen plataformas que nos ofrecen créditos al 0%, una oferta a través de la cual podemos conseguir puntualmente préstamos sin intereses, lo que los convierte en virtualmente gratis.

Por ejemplo, podemos solicitar los conocidos como préstamos gratis por valor de 300 euros y, en el momento de la devolución, tan solo devolveremos esta cantidad, sin pagar ninguna comisión extra.

Dentro de este tipo de financiación, diferenciamos:

  • La que proviene de entidades privadas no bancarias:

Existen plataformas que como oferta permanente o puntual ofrecen promociones de minicréditos sin intereses con la que podemos solicitar financiación sin pagar comisiones.

Estos préstamos gratuitos acostumbran a ser de cantidades que de media no superan los 300 euros (aunque podemos encontrar excepciones) y están limitados a aquellos solicitantes que vayan a contratar este servicio con la plataforma por primera vez.

Estos mini créditos sin intereses son una forma rápida de financiación que está enfocada a cubrir pequeños gastos puntuales, ya que no alcanza grandes cuantías.

  • La proveniente de entidades bancarias:

Existen bancos que aunque nos permiten conseguir préstamos gratis, es financiación que está enfocada a unas situaciones muy concretas.

Por ejemplo, encontramos servicios con un 0% de TAE cuando se trata de casos como una anticipación de beca, o cubrir los costes derivados del carné de conducir.

Si estamos interesados en solicitar préstamos sin intereses bancarios hemos de prestar especial atención a las cifras del TAE de la operación, ya que es en este porcentaje donde podremos ver si se trata de financiación completamente gratuita y donde se incluirían los posibles gastos asociados, incluyendo posibles comisiones.

Pese a que no se trata de una misión imposible, encontrar préstamos bancarios sin intereses es a día de hoy complicado, ya que los bancos que ofrecen servicios de financiación al 0% TAE se encuentran, tal y como os decíamos, enfocados a casos muy concretos, tales como créditos para jóvenes o proyectos sociales.

  • En conclusión: sí, es posible conseguir financiación sin tener que pagar intereses. Sin embargo, a la hora de solicitar un préstamo son muchas la variables que debemos de contemplar y, por lo tanto, es más adecuado comparar entre todas las opciones que tenemos a nuestro alcance que optar por una plataforma que nos ofrece un 0% de comisiones.

De esta manera, nos podremos asegurar de que estamos solicitando los préstamos que mejor se ajustan a lo que necesitamos y que, a la larga, se convertirán en una opción más adecuada por ser completamente compatibles con nuestras necesidades.

Busco préstamos rápidos sin nómina. ¿Qué alternativas tengo?

Existe un tipo de financiación para cada necesidad. Por ese motivo si no somos trabajadores en activo y por lo tanto no tenemos nómina vamos a poder solicitar préstamos siempre y cuando dispongamos de una fuente de ingresos regulares.

Estos ingresos han de cumplir una serie de requisitos, sin importar que provengan, por ejemplo, de una prestación por desempleo o de una pensión.

Ambas alternativas nos permitirán conseguir préstamos sin nómina al momento sin problemas.

Las características que han de cumplir nuestras fuentes de ingresos para obtener esta financiación, son:

  • La fuente de ingresos ha de ser regular:

Para poder acceder a financiación sin disponer de nómina necesitamos una fuente de ingresos que sea regular y periódica.

Los ejemplos más habituales son los que os comentábamos más arriba: pensión de jubilación o discapacidad, prestación por desempleo o declaración del IVA o IRPF, siendo todas una fuente de ingresos mensual que nos permitirá demostrar que vamos a poder devolver el importe de nuestro crédito y cumplir con nuestras obligaciones de pago.

  • La fuente de ingresos ha de alcanzar una cuantía mínima:

Otro de los requisitos que se tienen en cuenta a la hora de valorar nuestra principal fuente de ingresos cuando solicitamos financiación es que esta sea suficiente y nos permita devolver el importe de los créditos y préstamos que vayamos a solicitar sin que esto consuma la totalidad de nuestro presupuesto.

Este es uno de los aspectos a los que debemos de prestar más atención, ya que si alteramos la distribución de nuestro presupuesto mensual destinando la mayoría de este a pagar el importe que tenemos pendiente en nuestra financiación, podemos acabar generando deudas.

  • La fuente de ingresos ha de ser oficial y justificable:

Por último, encontramos que nuestra fuente de ingresos ha de poder ser demostrable a través de documentación, acreditando también de esta forma que tenemos acceso a ella regularmente.

Los ejemplos que encontramos vuelven a ser los mismos: paro, pensión o la declaración del IVA o IRPF, en el caso de autónomos.

Préstamos de capital privado: Conoce cuáles son sus diferencias

Diferencias entre préstamo y crédito

Cuando hacemos referencia a préstamos y créditos de capital privado es muy común pensar que estos dos términos funcionan como sinónimos. Sin embargo, estos dos servicios financieros disponen de un funcionamiento que, pese a tener puntos en común, tiene importantes diferencias.

A lo largo de estos párrafos vamos a centrarnos en cuáles son las principales diferencias existentes entre préstamos y créditos para que a la hora de empezar a tramitar nuestra financiación podamos ver cuál es la que mejor se ajusta a nuestro perfil.

  • Cuando hablamos de préstamos hemos de saber que se trata de:

Un servicio financiero a través del cual la plataforma de financiación elegida se encargará de ingresar en nuestra cuenta bancaria la cantidad de dinero que hayamos solicitado y que tendremos que devolver en diferentes cuotas.

Estas cuotas o mensualidades son personalizables en el momento de la solicitud y recogen una parte de nuestro préstamo personal más el porcentaje de intereses correspondiente.

  • En el caso de los créditos tenemos que:

Son una plataforma de financiación pone a nuestro alcance una cuantía concreta de dinero a crédito, el cual podemos utilizar cuando queramos.

En el momento de la devolución, tendremos que devolver el total del capital prestado. Sin embargo, en lo que se refiere a los intereses en estos créditos, tan solo tendremos que devolver aquellos equivalentes a la cantidad que hayamos gastado.

Para finalizar veamos qué hace diferente a los préstamos y los créditos a través de un ejemplo.

En el primer caso tenemos que se nos concede un crédito personal con una cantidad límite de 3.000 euros, de los cuáles gastamos solamente 1.500 euros.

En el momento de la devolución de este ejemplo los intereses se aplicarán únicamente en la cantidad que hemos utilizado, 1.500€, y no sobre el total.

Por el contrario, si solicitamos un préstamo del mismo valor y ,al igual que en el anterior ejemplo, utilizamos 1.500 euros los intereses que se generarán serán aplicados sobre el total, sin importar que solo hayamos utilizado una parte del capital.

¿Cual es el coste de un crédito en la actualidad?

El coste de los préstamos

Cuando buscamos un préstamo rápido, conocer el total de costes de la operación es para muchos usuarios el principal factor que le lleva a elegir una plataforma por encima de otra.

Esto es debido a que el precio a pagar por nuestro crédito rápido es de vital importancia cuando queremos ahorrar lo máximo en comisiones.

Es por ello que, para encontrar aquella plataforma que nos permite ahorrar lo máximo en comisiones hemos de comparar entre las que mejor se ajustan a nuestros requisitos, teniendo en cuenta tanto el porcentaje de intereses como la aparición de posibles comisiones adicionales asociadas a la vinculación de nuestra cuenta, o gastos notariales.

A continuación os vamos a hablar más a fondo sobre los tipos de interés que nos vamos a encontrar cuando buscamos financiación.

Clases de intereses que encontramos en los créditos

Cuando nos referimos al interés asociado a operaciones de financiación aludimos al total de comisiones aplicadas a créditos inmediatos.

Dicho de otro modo: el beneficio que obtendría la plataforma de financiación por la operación a través de sus comisiones o «precio de los créditos».

Dentro de las comisiones encontramos dos tipos diferentes: el interés fijo y el interés variable.

  • El interés fijo es un porcentaje que se mantiene estable durante toda la duración de nuestro crédito y, por lo tanto, será exactamente igual desde el primer al último día, sin variaciones.

Según un reciente estudio del Banco de España datado del pasado mes de Octubre encontramos que el porcentaje de interés medio asociado a los créditos al consumo es del 8,79 % TAE.

A la hora de solicitar préstamos personales hemos de saber que este tipo de interés es el que nos vamos a encontrar más habitualmente en la mayoría de plataformas.

  • Por otra parte encontramos el interés de tipo variable.

Este es el resultado de la suma de un diferencial en forma de porcentaje a un índice de referencia, como por ejemplo el IRPH o Euríbor.

Dependiendo del aumento o disminución de estos índices de referencia los intereses de nuestro préstamo rápido crecerán o se rebajarán.

Estas variaciones en los intereses se realizan dentro de ciertos plazos que quedan determinados en el momento de la gestión de la financiación y pueden ser cada tres meses, cada seis, e incluso actualizarse solamente una vez al año.

Todo depende del tipo de contrato que firmemos en nuestra solicitud.

El tipo de interés variable es una cifra que resulta mucho más compleja que el interés fijo y, por lo tanto, se encuentra más enfocado a operaciones como por ejemplo las hipotecas.

Además se trata de un interés que no es nada habitual en los créditos al consumo, aunque cabe la posibilidad de que nos encontremos de manera puntual con promociones que tienen intereses de este tipo.

Por último hemos de saber que para comparar entre plataformas y conocer el tipo de interés que tiene nuestro crédito hemos de consultar el TIN o Tipo de Interés Nominal. Sin embargo, existe otro aspecto al que debemos de prestar atención si queremos saber qué préstamos son los que tienen un tipo de interés más bajo: el TAE o Tasa Anual Equivalente.

Si queremos conocer de la manera más exacta posible cuánto costará un crédito hemos de comprobar el TAE, ya que esta tasa es la que recoge el interés que se aplica a nuestro préstamo (es decir, el TIN), sumando el total de costes extra que generan tanto las comisiones de la plataforma como las posibles vinculaciones.

Conoce los tipos de comisiones comunes en los préstamos

Cuando vamos a realizar por primera vez la solicitud de créditos, no está de más conocer de dónde vienen todos los intereses que vamos a pagar en la operación.

Pese a que cada entidad financiera funciona de manera diferente sí que comparten puntos en común. Un ejemplo de ello son las llamadas comisiones de los créditos.

Estas recogen tanto el coste total del trámite como la cobertura de gastos de las operaciones a realizar para llevar a cabo la financiación.

Cada plataforma se encarga de decidir cuáles son las comisiones que aplica a sus operaciones y por lo tanto, encontramos diferencias entre entidades.

Es por este motivo que aquí abajo recogemos los principales tipo de comisiones que nos vamos a encontrar a la hora de solicitar un préstamo, para que podamos comparar conociendo los diferentes tipos que nos vamos a encontrar:

  • Las comisiones por estudio son:

El total de costes que genera el estudio de solvencia que realiza la plataforma financiera para valorar nuestro perfil.

En el caso de que nuestra solicitud de préstamo sea aceptada, no tendremos que pagar estas comisiones. Sin embargo, si la solicitud es descartada tendremos que abonar estos costes que acostumbran a ser de un porcentaje variable del 1% al 3% del monto de nuestra financiación.

  • Las comisiones por modificación son:

Un porcentaje variable que tendremos que abonar en el caso de que solicitemos un cambio en nuestro contrato o garantías en nuestro crédito.

Si queremos modificar alguno de estos datos, la plataforma que nos ha ofrecido la financiación se encargará de solicitar una compensación por los cambios.

Este porcentaje a pagar no se recoge dentro de los porcentajes de la TAE ya que tan solo se aplica en casos excepcionales en los que se requiere este cambio.

No obstante, si queremos consultar más datos sobre estas comisiones tenemos que revisar nuestro contrato de crédito, donde se recogerán todos los detalles de esta circunstancia.

  • Las comisiones de apertura son:

El coste total de las tramitaciones que realiza la financiera donde solicitamos préstamos con el fin de poner el dinero en nuestra cuenta, listo para gastar en lo que necesitemos.

Esta cantidad acostumbra a tener cifras muy similares a las que encontramos en las comisiones de estudio, con un porcentaje que se sitúa alrededor del 1 y el 3% del total de la operación.

  • Las comisiones de reembolso con anticipación (total o parcial) son:

Unas comisiones a pagar en el caso de que decidamos devolver el total de la financiación antes de que termine el plazo establecido en nuestro contrato.

Al igual que sucedía en las comisiones por modificación, estas se aplican en casos excepcionales y muy concretos, por lo que no se ven reflejadas directamente en el TAE: tan solo cuando decidimos saldar la deuda antes del plazo acordado. Sin embargo, si queremos consultar las características y cifras de estas comisiones, estas se encontrarán en nuestro contrato.

Por último, cabe remarcar que el total aplicado en forma de comisión no aparece en ningún caso dentro del TIN (Tipo de Interés Nominal) en los préstamos. No obstante, estos porcentajes sí deben aparecer incluidos dentro del TAE (Tasa Anual Equivalente) aunque solamente aquellas comisiones que serán aplicadas en todos los casos y créditos.

Por ello, vemos como en los casos de las amortizaciones anticipadas o por modificación, solo aparecerán reflejadas cuando se apliquen esas circunstancias concretas.

¿Qué más gastos puedo encontrarme aparte de las comisiones?

Ya hemos visto cuáles son los intereses y comisiones más habituales que nos vamos a encontrar a la hora de solicitar créditos. Pese a ello, hemos de tener en cuenta que dependiendo de las características de cada préstamo, estos porcentajes variarán ya que se encuentran determinados por la plataforma que elijamos a la hora de contratar nuestra financiación.

Para completar esta parte de la entrada en la que os hablamos sobre los gastos asociados a los préstamos personales vamos a ver los posibles extras que al margen de las comisiones, también nos podemos encontrar en el momento de solicitar un crédito:

  • Los costes de los productos vinculados:

Si estamos interesados en solicitar préstamos bancarios existe la posibilidad de que la entidad en la que vayamos a contratar este servicio nos requiera disponer de una antigüedad concreta o vincular algún servicio con ella.

Un buen ejemplo de ello lo encontramos en la domiciliación de nuestra nómina o el contrato de servicios como un seguro de vida.

El total que tendremos que pagar por estos productos vinculados a nuestro servicio de financiación no siempre aparece en la TAE (aunque en todos los casos y sin excepción sí que deben aparecer reflejados en el contrato de crédito).

Por ello, sí que es un extra que debemos de tener en cuenta ya que supondrá un encarecimiento del servicio y, por lo tanto, equivaldrá a un extra que tendremos que asumir a la hora calcular los costes de nuestro crédito.

  • Los gastos asociados a los trámites en el notario:

Otro de los costes extra que debemos de tener en cuenta son los gastos notariales los cuáles aparecen sobre todo cuando solicitamos préstamos de grandes cantidades que exigen de una firma de contrato en una notaría.

Por norma general los costes notariales estarán recogidos dentro del precio de nuestro crédito, aunque no aparecerán directamente reflejados en el TIN o TAE.

De manera que al igual que sucedía en los costes aplicados a los productos vinculados, los honorarios del notario aparecerán recogidos en el contrato, dado que afectarán directamente al total que tendremos que pagar por nuestro préstamo.

Estos son los principales gastos extra que nos vamos a encontrar a la hora de solicitar financiación. Sin embargo, hemos de tener en cuenta que no todas las plataformas funcionan de la misma manera y, por lo tanto, no nos van a aplicar los mismos gastos en sus préstamos.

Además, hemos de tener en cuenta que podemos encontrar plataformas de financiación que nos ofrezcan promociones puntuales de las que podemos sacar provecho y evitar pagar comisiones extra si las solicitamos en el momento adecuado.

Por este motivo, hemos de comparar dado que podemos encontrar, por ejemplo, préstamos sin comisiones o préstamos sin vinculaciones o gastos extra.

Busca y compara para encontrar el préstamo personal a tu medida

Si has llegado hasta esta parte de la entrada habrás revisado toda la información que te hemos ofrecido sobre los préstamos personales y, por lo tanto, sabrás que este servicio de financiación tiene asociados diferentes tipos de gastos y comisiones que vienen establecidos por la plataforma que los ofrece.

Todos los gastos de nuestra financiación dependen tanto de nuestro perfil como solicitante, como de la plataforma, la cantidad que queramos conseguir, así como el plazo que necesitemos para su devolución.

Como vemos, se trata de muchos factores que debemos de tener en cuenta y valorar en el momento de solicitar un préstamo personal online.

El tener tantas opciones y plataformas a nuestro alcance puede resultar abrumador, motivo por el cual os ofrecemos una herramienta comparadora de préstamos gratuita con la que podemos ver de un vistazo las principales características de cada entidad para poder elegir nuestro préstamo rápidamente y sin complicaciones.

No importa cuáles sean las características del préstamo que necesites, en nuestra página te mostramos las principales características y requisitos de cada plataforma, para que puedas conocer cuál es la más adecuada para solicitar tu préstamo.

Recuerda: comparar antes de elegir es nuestra norma número uno a la hora de solicitar un préstamo.

¿Existen los créditos sin aval?

Seguidamente vamos a tratar con otro de los temas que acostumbra a solicitar más dudas dentro del sector de la financiación online: Los créditos que se consiguen sin aval.

Las garantías de pago que acompañan a la solicitud de servicios de financiación eran hasta hace solo unos cuantos años una aportación que se requería para que cualquier entidad bancaria aprobara nuestra solicitud. Sin embargo, ahora podemos tener acceso a créditos sin avalista con los prestamistas privados.

Se trata de un servicio de mejora aparecido a lo largo de los últimos años dentro de un sector que busca convertir las solicitudes de financiación en un proceso más sencillo que se pueda solucionar rápidamente y sin complicaciones.

Por lo tanto, si estamos buscando un crédito sin aval tenemos muchas opciones a nuestro alcance. Sobretodo cuando se trata de pequeños montos de dinero como las que nos ofrecen los mini préstamos, los cuáles permiten acceder a cantidades que se sitúan en una media de trescientos euros y que no requieren de excesivo papeleo ni de avalista para que nuestra solicitud sea aceptada.

Créditos para jóvenes a partir de 18 años

Otra de las variantes que podemos contratar si estamos buscando financiación sin aval son los créditos para jóvenes.

Se trata de préstamos que no requieren de una garantía o avalista dado que se trata, generalmente, de pequeñas cantidades de dinero que no acostumbran a superar los 300 euros.

Este servicio cuenta con estas características dado que dentro de este rango de edad nos se acostumbra a contar con una nómina o fuente de ingresos estable.

No obstante, se trata de un servicio con el que perfiles que se encuentren entre los 18 y los 21 años de edad pueden tener acceso a préstamos para jóvenes con unos requisitos de contratación sencillos y que no requieren de aval para su aprobación.

Crédito por tu coche: Otra alternativa a valorar para obtener financiación sin tener un aval

Si contamos con un vehículo en propiedad también existe un tipo de financiación que te puede interesar. Se trata de pedir un crédito por tu coche.

Se trata de un servicio a través del cual podemos contratar préstamos por altas cantidades de dinero utilizando nuestro coche como garantía de pago.

Es decir, la entidad emisora del crédito se encargará de tasar nuestro automóvil para determinar la cantidad máxima de dinero que podemos obtener y así podernos ofrecer financiación para lo que necesitemos sin tener que aportar un aval.

La garantía en este caso será nuestro vehículo, aunque durante la devolución del préstamo podremos seguir haciendo uso de este con total normalidad y sin ningún tipo de limitaciones.

Así, a través de un préstamo por tu coche podemos acceder a financiación por cantidades de dinero que superan los cinco mil euros, y sin necesidad de aportar un avalista para la operación.

Créditos personales: Acierta con la financiación que buscas

Comparar créditos y préstamos personales

A través de la expansión que ha sufrido Internet a lo largo de los últimos años, hemos podido ver cómo han aumentado los servicios que se gestionan íntegramente online y donde, por supuesto, también encontramos los diferentes tipos de financiación.

Seguidamente vamos a recoger aquellas plataformas donde podemos conseguir préstamos personales, incluidos los préstamos personales con ASNEF, para que conozcamos también todos los tipos que tenemos disponibles y podamos decidir antes de escoger:

  • Si eliges entidades bancarias:

Has de saber que esta opción sigue siendo una de las preferidas y más utilizadas en toda España para conseguir préstamos personales, créditos hipotecarios (otro nombre para denominar a la clásica hipoteca) o líneas de crédito.

Cada una de estas opciones para conseguir financiación tiene unas características determinadas, por lo que hemos de tener en cuenta que los tipos de interés variarán de un servicio a otro y no podemos concretar un porcentaje exacto para hacernos una idea aproximada.

Lo que sí que podemos afirmar es que en la mayoría de bancos en los que podemos acceder a este servicio se nos va a requerir cierta antigüedad en la entidad o algún tipo de vinculación para poder contratar con ellos nuestra financiación.

  • Si prefieres las compañías de capital privado:

Estas son otra de las opciones preferidas para conseguir financiación, ya que nos ofrecen una completa variedad en sus préstamos. Aquí recogemos los tipos principales:

  1. Mini créditos por menos de mil euros
  2. Créditos rápidos por importes de hasta seis mil euros
  3. Préstamos personales con intereses muy cercanos a los que encontramos en los préstamos bancarios
  4. Líneas de crédito para disponer de dinero en el momento en el que lo necesitemos
  • También puedes optar por empresas no financieras:

Existen negocios que nos ofrecen financiación a nuestra medida para comprar sus productos.

Un buen ejemplo de ello son los servicios enfocados a financiar el pago que encontramos en grandes almacenes, concesionarios, agencias de viaje o tiendas de teléfonos.

En general, este servicio está siempre disponible en establecimientos o comercios en los que podamos adquirir bienes o servicios que supongan un desembolso de dinero importante.

El objetivo de estos créditos es facilitar el consumo de estos productos y por lo tanto, funcionan como un incentivo de compra ofreciéndonos unos intereses y condiciones asequibles.

Cabe mencionar que cuando solicitamos uno de estos créditos personales no vamos a recibir el importe del bien o servicio que hemos adquirido en nuestra cuenta, si no que a través de esta financiación podremos devolver nuestra compra cómodamente en plazos.

  • Puede que te interesen las plataformas de crowdlending:

Por último vamos a ver en qué consiste este tipo de plataforma de crédito, la cual está enfocada a comunicar a aquellos que necesitan financiación con inversores privados que disponen de dinero que quieren rentabilizar.

También se les conoce bajo el nombre de préstamos p2p o préstamos entre particulares, ofreciéndonos unos tipos de interés muy ajustados así como unos requisitos que son mucho más asequibles y sencillos que los que nos encontramos en las entidades bancarias.

Como vemos, para poder elegir la financiación a nuestra medida hemos de tener en cuenta qué es exactamente lo que necesitamos.

Esto es debido a que según la finalidad a la que vayamos a destinar nuestro crédito, vamos a valorar unas características por encima de otras.

La rapidez en la gestión, su devolución o sus requisitos son solo algunos de aquellos factores que nos harán elegir unas empresas de préstamos u otras.

¿Son los créditos rápidos la financiación más inmediata que existe?

Tal y como su nombre indica, los préstamos rápidos son un servicio financiero que se tramita al momento, para obtener el dinero que necesitamos en solo unos minutos.

No obstante, ¿Es este servicio el más rápido cuando obtener el dinero de forma inmediata se convierte en nuestra mayor prioridad? Vamos a verlo a continuación.

Los créditos rápidos son un servicio que en la mayoría de casos se gestiona a través de un trámite ágil y sencillo, que se hace efectivo en menos de quince minutos. Sin embargo, si queremos obtener disfrutar de la máxima inmediatez posible, hemos de prestar especial atención tanto a la cantida de dinero que queremos conseguir, como la entidad bancaria en la que tenemos alojada nuestra cuenta.

Vamos a ver seguidamente más sobre el tiempo que se tardan en efectuar los ingresos dentro de las plataformas especializadas en créditos rápidos.

¿Cuánto tiempo tardaré en tener ingresado el dinero del préstamo?

Cuanto tarda un préstamo o crédito

Otro de los aspectos que nos interesa especialmente cuando solicitamos un crédito es saber cuánto tiempo tardaremos en tener el dinero en nuestra cuenta, dado que en la mayoría de casos nuestra preferencia es disponer de este lo más rápido posible.

Si nos urge conseguir financiación hemos de tener en cuenta que dependiendo del tipo de plataforma que elijamos, vamos a tener que esperar más o menos tiempo. Esto es debido a que existen tanto plataformas que nos ofrecen préstamos en solo unos minutos como entidades que pueden llegar a tardar días en aprobar nuestra solicitud, tal y como es el caso de los bancos.

Por ello, debemos de tener en cuenta que el tipo de servicio que contratemos determinará el tener que esperar más o menos días para tener el dinero del préstamo a nuestra disposición.

Diferenciamos entre las siguientes variedades:

  • Los mini créditos:

Cuando no necesitamos acceder a grandes cantidades de dinero y la rapidez es nuestra principal prioridad, los mini préstamos son nuestra mejor opción.

Sencillos y rápidos, encontramos que por norma general este servicio se hace efectivo al momento (siempre y cuando nuestra cuenta bancaria sea compatible con la de la entidad en la que realizamos nuestra solicitud).

Además, también se encuentran disponibles a través de Internet durante las 24 horas del día, los siete días a la semana.

  • Los préstamos bancarios convencionales:

Cuando hablamos de este servicio hacemos referencia a los bancos «de siempre» los cuáles son a la hora de conseguir financiación los que requieren de más tiempo y papeleo para aprobar nuestra solicitud de préstamos.

Cada banco funciona bajo sus propios requisitos y por lo tanto, no podemos concretar cuál es el intervalo de tiempo que tardaría en hacerse efectiva nuestra solicitud. Sin embargo, en las entidades bancarias tradicionales también podemos encontrar un servicio de préstamo pre-concedido el cual funciona de manera más ágil y rápida e incluso, en algunos casos, puede conseguirse al momento.

  • Las tarjetas de crédito:

Por último vamos a ver el funcionamiento de las tarjetas, las cuáles también son una opción a tener en cuenta cuando necesitamos un préstamo.

Existen tarjetas de crédito que nos permiten conseguir dinero a cambio de unos intereses y devolverlo en el transcurso de las semanas o meses.

Es decir, disponen de un funcionamiento muy similar a un crédito.

En la mayoría de casos encontramos que estas tarjetas nos permiten conseguir dinero rápidamente. Así, hemos de tener en cuenta que para poder utilizar este servicio, debemos de disponer previamente de estas tarjetas de crédito.

Si por el contrario no disponemos de una de estas tarjetas, tendríamos que solicitarlas en nuestro banco y tardaríamos unos días en poder tenerlas a nuestra disposición.

En conclusión, si necesitamos conseguir financiación con urgencia y es importante tramitar nuestra solicitud con rapidez, los préstamos online son la opción más adecuada.

Pese a esto, todo depende de la cantidad total que vayamos a solicitar dado que en el caso de las financieras que operan a través de Internet no vamos a poder acceder a las grandes cantidades que nos pueden ofrecer en las entidades bancarias convencionales.

Puedes leer nuestros consejos de seguridad con las tarjetas aquí

Transferencia instantánea online

¿Qué entidades ofrecen transferencia instantánea? Te hablamos sobre ello, aquí.

Cuanto tiempo tendré que esperar para disponer del dinero o cuanto se retrasará el ingreso tras aprobar la solicitud son algunas de las dudas más comunes que nos encontramos a la hora de contratar financiación.

Si hay algo en lo que destacan los prestamistas privados son la velocidad en la que pueden terminar de tramitar todo el servicio así como en la rapidez en la que se hace efectivo el ingreso.

Por este motivo es indispensable que conozcamos las entidades bancarias con las que trabaja cada plataforma, con el fin de tener la seguridad de que la transferencia no se retrasará y podremos tener el dinero a nuestra disposición en el mínimo tiempo posible.

¿Por qué el plazo de los préstamos influye en su coste?

En el momento de realizar una solicitud de crédito hemos de tener en cuenta que uno de los factores que tendrá mayor influencia en el coste total de este es el tiempo o plazos que necesitamos para su devolución.

Esto es debido a que la cantidad de intereses que vamos a tener que pagar durante el plazo de devolución se calculan sobre el total que nos queda pendiente de pago.

De esta manera cuanto mayor sea el plazo, mayores serán los intereses que se generarán.

Por lo tanto, es en un préstamo a largo plazo cuando vamos a tener que pagar un porcentaje de intereses más alto.

Veamos a continuación un ejemplo práctico en el que podremos ver como el plazo de devolución afecta directamente sobre el total a pagar, aplicando los mismos intereses en los dos casos que contemplamos:

  1. Para una financiación por valor de diez mil euros a devolver en mensualidades durante 24 meses en cuotas de 452 euros y con unos intereses del 8 %, los intereses totales generados equivalen a 854 euros.
  2. En el siguiente caso tenemos exactamente las mismas cifras pero con la única diferencia de que el plazo elegido para la devolución tiene una duración de 48 meses, con mensualidades de 244 euros. En este ejemplo los intereses totales que se generarían ascenderían a 1.718 euros.

Como vemos, pese a que disponer de un plazo de devolución más largo resulte más cómodo, debemos de tener en cuenta que más tiempo encarecerá el coste total que tendrá nuestra financiación.

Por lo tanto, es importante encontrar el equilibrio y saber qué es lo que queremos priorizar en nuestro crédito: la cuantía de la cuota mensual o el plazo de devolución. Todo depende de nuestras necesidades en el momento de la solicitud.

Exámenes precedentes a la concesión de préstamos que has de conocer

Cuando vamos a solicitar un servicio de crédito en cualquier plataforma de financiación ésta se encargará de realizar una serie de comprobaciones con el fin de consultar más datos sobre nuestra economía y analizar si vamos a poder devolver el dinero dentro del plazo establecido.

A través de este análisis de datos personales la plataforma estudia si cumplimos con todas las características necesarias para que nuestra solicitud sea aprobada.

Dentro de los requisitos más comunes encontramos:

  • La consulta de nuestro historial crediticio

En el momento de solicitar préstamos, la plataforma a la que hayamos enviado nuestra solicitud se encargará de consultar cuantos servicios de financiación hemos contratado, y si estos han sido devueltos sin contratiempos.

Toda esta información sobre nuestro perfil crediticio se encuentra recogida en CIRBE (Central De Información De Riesgos Del Banco De España).

  • La consulta de nuestro posible historial de deudas o impagos

A la hora de solicitar financiación hay una característica que es de vital importancia y es una de las primeras a consultar por todas las entidades: el impago de otros préstamos.

Las plataformas efectúan esta comprobación para conocer si tenemos alguna deuda pendiente de pago ya sea de naturaleza financiera o no.

Para ello, se utilizan ficheros de consulta como ASNEF o RAI, donde se recoge la mayoría de esta información.

Si nuestros datos personales forman parte de alguno de estos ficheros, hemos de saber que vamos a contar con un menor grado de posibilidades de que nuestra solicitud sea aceptada.

  • La evaluación de nuestras capacidades de pago:

En último lugar nos encontramos con otra de las comprobaciones imprescindibles que tienen en cuenta las plataformas para la concesión del préstamo, la cual está relacionada con nuestra capacidad de pago.

Estas capacidades se extraen directamente del estudio de nuestra situación económica y depende de la cantidad de ingresos que recibamos de manera regular, así como otros posibles gastos que tengamos habitualmente: hipoteca o alquiler de nuestro hogar, hijos o personas a nuestro cargo, el pago de las mensualidades de otros créditos, entre otras opciones.

La cantidad de tiempo que invierten las entidades en realizar la evaluación de nuestras capacidades de pago variará según la clase y cuantía del crédito que solicitemos, ya que no se emplea el mismo tiempo en evaluar un perfil que opta a la concesión de préstamos sin aval en una plataforma especializada en minicréditos, que en un perfil que busca financiación por importes superiores a cinco mil euros.

Conoce cuáles son los requisitos principales para conseguir créditos sin problemas

Está claro que para conseguir la financiación que necesitamos hemos de cumplir con todas las características que requiera cada plataforma, sin excepciones.

Cuando nuestro perfil de solicitante cumple con los requisitos solicitados por el prestamista estos funcionan como una garantía de pago virtual con el que este se asegura de que, sobre el papel, vamos a poder devolver el dinero de la financiación sin mayores problemas.

Pese a que es importante que antes de empezar a gestionar nuestra solicitud repasemos los requisitos concretos de la plataforma que hemos elegido, las condiciones más habituales con las que nos vamos a encontrar, son:

  • Disponer de un nivel de ingresos estable

Con el fin de que podamos devolver el total de nuestro préstamo junto con la suma de sus intereses, las plataformas a las que acudimos para solicitar dinero nos van a requerir algún tipo de documento, a través del cual podamos demostrar que recibimos los suficientes ingresos regulares para hacer frente al préstamo.

Tanto la cantidad, como la periodicidad, y naturaleza de estos ingresos será analizada y valorada sin importar la fuente de la que provenga mientras que ésta sea justificable.

  • Contar con garantías

Pese a que esta característica varía según la plataforma y la clase de crédito que solicitemos, estas garantías pueden ser:

  1. Personales: con nuestra nómina o cualquier otra fuente de ingresos regulares
  2. Reales: a través de nuestra casa, automóvil o cualquier bien de valor con el que podamos asumir el total de nuestro préstamo

También cabe la posibilidad de conseguir el aval de una tercera persona que disponga de ingresos o bienes que sean suficientes para funcionar como garantía de pago.

  • Solicitar servicios vinculados

Otro de los requisitos con los que nos podemos encontrar cuando vamos a buscar financiación es la posibilidad de que el prestamista por el que optemos requiera el contrato de servicios con la propia entidad.

Esta característica es bastante común en las entidades bancarias, donde para conseguir financiación tendremos que, por ejemplo, contratar un seguro vitalicio o una tarjeta de crédito.

En resumen, si hay una característica que destaca por encima de los demás requisitos en el momento de conseguir el servicio financiero que necesitamos es que dispongamos de una economía estable que nos permita devolver el crédito sin que ésta suponga un desequilibrio en nuestro presupuesto.

¿Cómo puedo tramitar una solicitud de préstamos online?

¿Cómo pido un crédito?

A la hora de solicitar préstamos online hemos de aportar una serie de documentación básica para verificar nuestra identidad (DNI o NIE, justificante de ingresos, extracto bancario).

Aparte de estos documentos también tenemos que completar un formulario en el que tenemos que facilitar una serie de datos personales que pese a que varían según la entidad, suelen consistir en los que enumeramos a continuación:

Datos que vas a necesitar para realizar tu solicitud

  1. Tus datos personales tales como tu nombre completo, tu lugar de residencia, tu DNI o NIE, así como tu fecha de nacimiento.
  2. La cantidad de dinero que vas a solicitar así como el plazo que quieres para su devolución.
  3. Cual es tu actual situación económica o laboral y de dónde proviene tu principal fuente de ingresos regular. Puede tratarse de una nómina, una pensión o subvención, etcétera.
  4. Tus datos de contacto tales como un número de teléfono del que seas el principal titular, así como una dirección de correo electrónico.

Tal y como podemos ver, los datos que vamos a necesitar aportar para rellenar el formulario de solicitud son muy sencillos y en la mayoría de casos, se trata de información que podemos facilitar de memoria.

Una vez tengamos cumplimentado este formulario y lo hayamos enviado a la plataforma en la que vamos a solicitar nuestro crédito, solo nos quedará esperar la respuesta de ésta para conocer si hemos conseguido la financiación.

Y recuerda, enviar documentación a la plataforma, así como completar el formulario con nuestros datos no implica la contratación directa del crédito ya que para formalizar la operación hemos de firmar el contrato que nos facilitará la propia entidad.

Esta es toda la documentación que vas a necesitar en el momento de solicitar créditos

Si es la primera vez que vamos a solicitar financiación a través de Internet hemos de tener en cuenta que vamos a necesitar presentar junto a nuestra solicitud una serie de documentos con los que la plataforma podrá verificar que todos los datos son correctos y no hay ningún error.

Esta comprobación de datos es necesaria tanto para ver si reunimos todos los requisitos como por motivos de seguridad, ya que de esta manera la financiera se asegura de que realmente somos nosotros quienes estamos solicitando el dinero y no se está produciendo, por ejemplo, una suplantación de identidad.

La documentación a aportar será diferente según la financiera que hayamos elegido.

No obstante, nos encontramos con que por norma general los principales documentos que vamos a necesitar son los siguientes:

  • DNI o NIE: nuestro documento de identidad es el principal credencial con el que vamos a demostrar nuestra identidad, y por lo tanto, es básico para gestionar la solicitud.
  • Justificante de nuestra fuente de ingresos: este comprobante se utiliza para demostrar que recibimos ingresos regulares. Puede tratarse de nuestra nómina, una prestación de desempleo, cualquier tipo de pensión u otros documentos que acrediten que nuestra fuente de ingresos es estable.
  • Extracto del banco: también se incluye un extracto de nuestra cuenta bancaria para verificar nuestra identidad y demostrar que somos los principales titulares de ésta. Además, también justifica que la financiación se está solicitando a nuestro nombre.

En resumen, esta es la documentación más común que vamos a necesitar aportar para gestionar nuestra solicitud con éxito.

Aún así, también hemos de tener en cuenta que cada plataforma funciona bajo sus propios requisitos y se nos podría solicitar presentar documentación extra para poder completar el trámite.

No obstante cabe remarcar que en general no vamos a necesitar mucha documentación más, dado que la ventaja de solicitar préstamos sin papeleos reside principalmente en la agilidad de su trámite.

¿Qué opciones tengo para devolver el importe de mis préstamos?

Según el tipo de préstamos que solicitemos vamos a poder acceder a diferentes formas de devolución, ya que tenemos opciones que nos permiten tanto devolver el dinero en un solo pago (cuando se trata de pequeñas cantidades de dinero) así como opciones que nos permiten pagar a plazos.

Si queremos conocer las opciones que tenemos para la devolución de nuestro crédito debemos de consultar nuestro contrato, puesto que es aquí donde se recogerán los diferentes métodos que tenemos para pagar.

En la mayoría de casos diferenciamos entre dos diferentes posibilidades de pago, diferenciadas por la cantidad de dinero que hayamos solicitado.

Si hemos solicitado préstamos por pequeñas cantidades de dinero que no exigen domiciliar nómina ni cambiar de banco, lo más habitual es que tengamos que devolver el importe en un solo pago tal y como sucede en el caso de los minicréditos.

En el caso contrario, cuando se trata de créditos por grandes cantidades, tenemos a nuestro alcance la posibilidad de fraccionar los pagos y devolver el importe total cómodamente en mensualidades.

¿Y si quiero pagar un crédito antes de que venza el plazo?

Puede suceder que llegado el momento de devolver los préstamos nos interese saldar la deuda antes del plazo que habíamos pactado con la plataforma.

A esto se le conoce bajo la denominación de cancelación de la deuda o amortización anticipada y por ley tenemos acceso a ella ya sea para reembolsar el total de la deuda o una parte de esta.

Si queremos conocer las características concretas que se aplican en nuestro caso, tenemos que consultar nuestro contrato ya que es aquí donde se recogerán todos los requisitos y porcentajes aplicables.

Tal y como se encuentra establecido por ley, las comisiones de devolución anticipada en créditos no puede superar los siguientes porcentajes:

  • Un 1% en el caso de que quede más de un año para el vencimiento de la deuda
  • Un 0,5% si el período restante es inferior a 12 meses

¿Qué sucede si no puedo devolver el préstamo a tiempo?

No puedo pagar mi préstamo

Cuando vamos a solicitar un crédito existen aspectos de este a los que en un principio no damos especial atención pero que no obstante son de vital importancia cuando se producen situaciones por las que no vamos a poder saldar la deuda dentro del plazo.

Es por ello que, seguidamente os vamos a hablar acerca de qué pasa si no devolvemos el dinero de los préstamos a tiempo, incumpliendo el plazo que previamente habíamos pactado con la entidad.

Cada plataforma tiene una gestión de impagos que funciona según sus propios criterios. Sin embargo, encontramos que el protocolo que comparten muchas entidades pasa por los siguientes puntos.

  • Lo primero que nos vamos a encontrar cuando nos retrasamos en la devolución de nuestra financiación son las comisiones de reclamación de deuda, las cuáles aparecen en forma de coste fijo de alrededor de 30 euros que se sumarán de manera automática al total que tenemos que devolver.

Esta reclamación puede ser semanal, quincenal o mensual, dependiendo de la manera de actuar de la entidad.

  • Lo siguiente que nos podemos encontrar cuando nos retrasamos en la devolución de nuestro crédito son los intereses por demora.

Estos consisten en un porcentaje equivalente al crédito que tenemos pendiente de abonar y se sumarán a nuestra deuda durante todo el período que dure el impago.

Los intereses por demora son superiores a los que teníamos anteriormente en nuestra financiación. Cuando afectan a préstamos personales, está por ley establecido que no pueden superar la cifra de intereses anterior en más de dos puntos.

  • En tercer lugar nos encontramos con que nuestros datos personales serían comunicados a listados de morosidad.

La inscripción en estos ficheros tiene lugar cuando la deuda tiene una duración considerable, por un período de más de un mes.

Si la entidad comunica la deuda a ficheros de impagos tales como ASNEF o RAI, se nos notificará por escrito de ello, normalmente vía carta.

En el momento en el que el impago que tenemos pendiente aparece en este tipo de listados vamos a tener dificultades para volver a conseguir financiación. Esto será así hasta que podamos saldar la deuda y eliminar nuestros datos de estos ficheros.

  • El último paso con el que nos podemos encontrar cuando nos retrasamos en la devolución de nuestro crédito es la reclamación a través de la vía judicial.

La plataforma con la que habíamos contratado la financiación podrá utilizar este como último recurso u optar por el contrato de servicios de empresas de recobros.

El proceso de gestión de impagos que nos encontramos más habitualmente consiste en los pasos que hemos recogido aquí arriba. No obstante, tenemos también situaciones en las que la deuda sería reclamada a través de los avales, donde tenemos:

Las reclamaciones a través del aval o garantía de pago

En el caso de que nuestro préstamo se encuentre avalado por una tercera persona o por un bien (como nuestro vehículo o nuestra casa) serán estos los que serán reclamados para saldar el importe total de la deuda que tenemos pendiente.

Como vemos, el protocolo para reclamar la deuda que podamos tener pendiente con una entidad financiera tiene diferentes fases que con el paso del tiempo van agravando las consecuencias.

Es por ello que en el momento de solicitar nuestro préstamo hemos de realizar una valoración objetiva de nuestra situación económica para asegurarnos de que vamos a poder devolver tanto el importe de los créditos como sus comisiones sin ningún tipo de problema.

Esta es la mejor manera de proceder a la hora de solicitar un préstamo: actuar desde la responsabilidad.

Además, hemos de tener en cuenta que dejar la deuda como pendiente debe ser el último recurso por el que debemos de optar, dado que tenemos opciones a través de las cuáles podemos aplazar el pago de los plazos o mensualidades.

Por ejemplo, existen plataformas que cuando tenemos dificultades para saldar la deuda en el plazo que habíamos establecido previamente, nos permiten tener acceso a prórrogas con las que podremos disponer de tiempo extra para la devolución del dinero.

Otra opción es la carencia, la cual nos permite dejar de pagar el total de nuestro crédito o un porcentaje de este durante un plazo de tiempo.

Conoce qué es la carencia de los créditos a fondo

Los períodos de carencia en los préstamos consisten en un plazo de tiempo por el cual podemos optar por no pagar (la suma total o una parte de esta) de las mensualidades de devolución.

Generalmente, los plazos de carencia no acostumbran a durar más de cinco años, aunque nos podemos encontrar con excepciones.

No podemos afirmar que la carencia se encuentra disponible en todos los créditos aunque sí que se trata de una característica que encontramos con bastante regularidad, sobre todo durante los primeros meses de duración de un préstamo.

Cuando hablamos de carencia, diferenciamos entre las siguientes modalidades:

  • Carencia parcial:

La carencia parcial consiste en un período de tiempo en el cual abonamos solamente los intereses que genera nuestro préstamo.

Un ejemplo práctico del tipo de carencia parcial para un crédito en el que pagamos mensualidades de 150 euros (donde las comisiones representan un 10% de esta cantidad) consistiría en el abono de solo este 10%.

De esta manera podemos reducir de manera considerable las cantidades a pagar mes a mes, durante un período determinado de tiempo.

Aquellas plataformas de financiación que nos permiten disfrutar de la llamada carencia de capital o carencia parcial ofrecen importantes comodidades en la devolución del dinero, dado que tal y como hemos podido ver disminuye el total de los plazos a pagar mensualmente.

Este tipo de carencia resulta muy útil en el caso de que atravesemos dificultades financieras, permitiéndonos reducir los gastos hasta que de nuevo podamos hacer frente a las mensualidades sin dificultades. Sin embargo, hemos de tener en cuenta que el acceder a una carencia parcial implica un aumento de los intereses a pagar, ya que estos vienen generados por la cantidad total que tenemos pendiente de pagar en nuestro préstamo.

  • Carencia total:

Aquellos créditos que disponen de carencia total nos permiten no tener que pagar ningún tipo de mensualidad ni intereses a lo largo de un plazo de tiempo que puede llegar a tener hasta años de duración, según la modalidad de nuestro crédito.

¿Qué hago si no me han aprobado el préstamo?

Puede suceder que después de tomar nota de todas las indicaciones e información que te hemos ofrecido a lo largo de esta entrada, no consigas que tu solicitud sea aprobada.

En primer lugar debes de preguntarte por qué ha sido rechazada tu solicitud, y comprobar que según tus requisitos, has optado por una plataforma que es compatible con tu perfil como solicitante.

Lo más habitual cuando nuestro crédito es rechazado es no cumplir con alguno de los requisitos establecidos por la entidad, la cual después de realizar su valoración concluye que nuestro perfil no dispone de la fluidez económica que le permitiría devolver el dinero del crédito sin que ello suponga un desequilibrio en su presupuesto.

Otra de las razones por las que nuestra solicitud podría haber sido rechazada es la posibilidad de que estemos inscritos en ficheros asociados a morosidad y tengamos deudas pendientes de pago.

En este caso hemos de revisar la plataforma por la que hemos optado para enviar nuestra solicitud, dado que existen financieras que son perfectamente compatibles con esta característica y sí que aceptarían nuestro crédito.

No obstante, es importante que también revisemos los requisitos de la entidad dado que existen aquellas que están especializadas en ofrecer dinero a perfiles con deudas, pero acostumbran a tener un importe máximo que podemos tener como pendiente para que la solicitud sea aceptada con éxito.

En el momento de empezar a gestionar nuestra financiación es imprescindible que conozcamos a fondo cuáles son las principales características que requiere nuestro perfil, con el fin de optar por aquellas financieras que serían compatibles con el crédito que necesitamos.

De esta manera vamos a poder gestionar todo el proceso más ágilmente, ahorrando tiempo y evitando enviar solicitudes a plataformas que por sus requisitos rechazarán automáticamente nuestra solicitud de crédito.

Recuerda: En la parte superior de esta página te ofrecemos un completo comparador donde recogemos las principales características y requisitos de las plataformas.

Consúltalo para encontrar la información que necesitas rápidamente y conseguir el tipo de crédito que mejor se adapta a ti.

Estoy buscando un crédito coche para cambiar de automóvil

Si estamos buscando financiación para una finalidad concreta como es el caso de un préstamo coche, hemos de saber que también existen plataformas que ofrecen capital para cubrir este tipo de gastos.

La adquisición de un nuevo vehículo es una de las inversiones más comunes que requieren de financiación cuando se trata del pefil de un particular, ya que al tratarse de altas cantidades de dinero se opta, normalmente, por la devolución en plazos o mensualidades.

No importa que se trate de un crédito para un coche nuevo o un préstamo para comprar un vehículo de segunda mano: el sector de la financiación privada también nos ofrece alternativas específicas para esta necesidad.

¿Y en el caso de un crédito moto?

Al igual que sucede con los vehículos de cuatro ruedas, también existen servicios de financiación en forma de crédito moto.

Así, si estamos pensando en comprar una motocicleta vamos a poder financiar el coste de esta disfrutando de las mismas ventajas que se aplicarían a un préstamo enfocado a la adquisición de un coche.

Simplemente hemos de tener en cuenta la cantidad de dinero que vamos a necesitar, con el fin de elegir la plataforma que nos ofrezca las condiciones más ventajosas.

De esta manera, tanto si estás pensando en contratar un crédito para comprar una motocicleta nueva o de segunda mano, vas a poder encontrar una alternativa con la que financiar la adquisición.

Busca, compara y descubre la oferta más económica al momento

Comparador de préstamos

Cuando estamos buscando financiación el precio es siempre uno de los principales factores que nos llama la atención, sobre todo cuando queremos encontrar la oferta más económica del mercado.

Es por ese motivo, que cuando estamos buscando préstamos baratos tenemos que valorar más factores que el precio total de este, ya que por un lado tenemos elementos tan importantes como los intereses que afectan directamente al coste de la financiación.

Si estamos buscando la oferta de préstamos más barata, también es importante que valoremos lo siguiente.

Para calcular el que será el coste total que tendremos que pagar por el crédito tenemos que fijarnos no solamente en el TIN (es decir, el porcentaje que muestra los intereses) sino también en el TAE, cifra donde sí se recogen los posibles gastos derivados de servicios de vinculación o comisiones extra.

El coste que podemos pagar por los servicios de vinculación aparece, sobre todo, en el caso de la financiación en las entidades bancarias, dado que para poder contratar préstamos en ellas, lo más común es que necesitemos contratar un seguro, o algún otro servicio como una tarjeta de crédito.

Otro de los factores que afectan directamente al total que tendremos que pagar por nuestra financiación son los plazos de esta, ya que cuanto mayor sea el tiempo de devolución de los préstamos, mayor será el total en forma de comisiones que tendremos que devolver.

Si queremos calcular una aproximación al coste que tendrán los préstamos online podemos optar por utilizar directamente el simulador que se encuentra integrado en las páginas web de las plataformas de financiación.

Aquí, según la cantidad de dinero y el plazo de devolución, podremos ver el coste total de los créditos que tendremos que abonar.

Si valoramos todas estas condiciones en el momento de llevar a cabo la solicitud de préstamos tendremos muy fácil el encontrar las mejores ofertas y precios en los préstamos online al instante.

Recuerda que, en ocasiones, el poder conseguir los créditos más baratos no implica que estemos eligiendo la financiación que mejor se ajuste a lo que necesitamos.

Por ello, es muy recomendable buscar y comparar teniendo nuestros principales requisitos en mente.

¿Estás buscando créditos para empresas?

Si estás buscando un préstamo para empresas también tienes a tu alcance servicios de financiación enfocados a profesionales con los que invertir, crear o mejorar tu negocio.

Emprender desde cero requiere en la gran mayoría de casos de una buena cantidad de liquidez, motivo por el cual existen diferentes plataformas de financiación que ofrecen servicios orientados al sector profesional.

No importa que se trate de la creación de un nuevo negocio o del abono de los gastos derivados de cualquier empresa.

Los préstamos para empresarios nos permiten tanto dar nuestros primeros pasos como cubrir facturas de proveedores o invertir en la expansión de nuestra empresa.

Las plataformas privadas para solicitar un préstamo enfocado a negocios se han convertido en una de las principales alternativas frente a la banca convencional.

Esto es debido a los requisitos que nos encontramos en los bancos son bastante exigentes, junto con el tener que contar con una solvencia mínima para poder llevar a cabo la operación.

De esta manera, si estás buscando liquidez para tu negocio a través de un crédito para empresas, también vas a poder encontrar opciones mediante el sector de la financiación privada.

Préstamos para emprendedores: ¿Qué he de tener en cuenta para contratarlos?

Las características esenciales que ha de cumplir nuestro perfil a la hora de contratar un crédito para emprendedores son muy similares a lo que nos encontramos a la hora de contratar cualquier otro servicio que se encuentre asociado a financiación.

Así, tenemos que si estamos interesado en obtener un servicio como el de créditos para emprender, vamos a tener que cumplir los siguientes requisitos:

  1. Ser mayor de 18 años
  2. Aportar documentación DNI o NIE que esté en vigor
  3. Residir en España
  4. Ser el titular de la cuenta bancaria en la que vamos a recibir el ingreso del dinero
  5. Demostrar solvencia

Este último punto es uno de los principales que hemos de valorar en el momento de contratar un crédito para emprendedores, sobretodo, si estamos buscando elevadas cantidades de dinero.

No obstante, podemos ver como los requisitos que hemos de cumplir para poder acceder a este servicio se asemejan a los que nos encontraríamos en cualquier plataforma de financiación.

También existen los préstamos para reformar tu vivienda

¿Estás pensando en hacer obras en casa? Te interesa conocer las plataformas de créditos reforma vivienda.

Si has llegado hasta esta última parte de nuestra entrada habrás podido comprobar que actualmente tenemos soluciones de financiación para prácticamente cualquier perfil, sin importar que cuente con impagos, disponga de aval o necesite el dinero en menos de quince minutos.

Así, tenemos que otra de las grandes inversiones más comunes son las reformas en casa, ya sea para renovar los electrodomésticos o muebles, o realizar obras para cambiar las habitaciones.

Los créditos para la reforma del hogar se dividen en diferentes tipos de servicio:

  • Si solo necesitamos cambiar de nevera o lavadora podremos optar por el servicio de los mini créditos rápidos
  • Si por el contrario queremos hacer reformas más grandes que impliquen obra y la contratación de servicios de profesionales, tendremos las opciones que nos proponen aquellas entidades que ofrecen préstamos personales rápidos, los cuáles permiten acceder a mayores cantidades de capital

¿Necesitas saber algo más sobre préstamos y créditos?

Cuando vamos a pedir un crédito a través de Internet, son muchas las preguntas que pueden aparecer. «¿Estaré eligiendo la financiera correcta?», «¿Cuánto tardaré en tener el dinero?» o «¿Qué documentación necesito?», son solo unos ejemplos de las principales dudas que pueden aparecer en el momento de solicitar un servicio de estas características a través de la red.

Es por ello que hemos recopilado toda esta información relativa a préstamos, tratando de asesorar al usuario para que conozca desde cero el funcionamiento de estas plataformas y los productos que estas ofrecen.

Toda la información que os ofrecemos a lo largo de esta página y hace referencia a las principales características y condiciones referentes a los créditos proviene directamente de la fuente, es decir, las plataformas web de los prestamistas.

No obstante, tenemos en cuenta que pueden aparecer dudas que no hayamos contemplado a lo largo de este texto y por ello os invitamos a poneros en contacto directo con nosotros a través de nuestro correo electrónico de consultas gratuitas.

Algunos contenidos que te pueden servir de utilidad

Guías financieras

Consejos de ahorro para autónomos

Consejos para ahorrar dinero con tu coche

Consejos de ahorro en el hogar

Trucos para llegar a fin de mes

Encuentra créditos en:

MadridBarcelonaValenciaZaragozaSevillaAsturias