Préstamos para empresas: conócelos aquí

Si estás buscando préstamos para tu negocio, en DonCredit te vamos a hablar de las mejores opciones del momento

Así es: con la información que te ofrecemos aquí podrás aprender cómo y dónde solicitar créditos para empresas de manera rápida y fácil, encontrando el servicio que mejor se adapte a ti.

¿En qué consisten los préstamos para empresas, autónomos y PYMES?

Cuando hablamos acerca de préstamos destinados a empresas estamos haciendo referencia a un servicio al que los emprendedores y empresarios acuden cuando necesitan liquidez sin importar la finalidad.

Podemos contratar un crédito de estas características tanto si queremos abonar facturas que tenemos pendientes de nuestros proveedores como si queremos invertir en renovar o expandir alguna parte de la empresa.

La realidad es que la reciente crisis económica que hemos vivido a lo largo de los últimos años ha generado que el acceso a financiación en la banca tradicional se endurezca más que nunca.

Por ello, la posibilidad de contratar un préstamo para establecimientos o negocios se ha visto también afectado.

Así tenemos que en la actualidad para obtener liquidez para nuestra empresa, una de las mejores alternativas pasan por las entidades de capital privado o las opciones de financiación que provienen de entidades públicas (de las que os vamos a hablar a continuación).

Cabe mencionar que los préstamos para empresas nuevas cuentan con las mismas condiciones de contratación que las que cuenten con años de experiencia: los requisitos para la solicitud seguirán siendo exactamente los mismos.

Estos son los diferentes créditos para empresas que puedes obtener a través de entidades públicas:

Como os decíamos un poco más arriba, actualmente tenemos opciones públicas que también permiten acceder a un crédito para empresas, nuevas o con años a sus espaldas.

Seguidamente vamos a ver todas las alternativas que tenemos disponibles:

  • Financiación para empresas a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO)

Una de las primeras opciones la tenemos en el Instituto de Crédito Oficial (ICO), una entidad que ofrece financiación a través de la banca pública por importes que alcanzan hasta los 12,5 millones de € con interés fijo o variable, y plazos de amortización hasta un máximo de 20 años.

Su contratación se realiza a través de bancos que colaboren con la entidad ICO. No obstante el capital que percibiremos no será facilitada por el propio banco, si no que provendrá de los correspondientes fondos públicos que el ICO destina para este caso.

El banco se encargará de actuar como como plataforma intermedia que nos facilitará el obtener la financiación que necesitamos.

  • Finaciación para negocios a través de subvenciones

Como alternativa a la financiación que podemos obtener a través del ICO, también podemos tener acceso a liquidez vía subvenciones provenientes de la administración local, ya sea a nivel nacional o de nuestra autonomía.

Las características y condiciones que encontramos en este tipo de subvenciones enfocadas a empresas son bastante diversas, ya que variarán según el punto de España en el que la vayamos a solicitar.

Por este motivo no podemos enumerar las condiciones concretas que podemos encontrar en estas ayudas.

Si estamos interesados en obtener estos créditos para empresarios lo más recomendable es acudir directamente al ayuntamiento ubicado en nuestra localidad para que puedan ofrecernos toda la información que necesitemos de forma detallada.

¿Cuáles son los principales requisitos para obtener préstamos para negocios?

Ahora que ya conocemos en qué consisten los préstamos enfocados negocios y empresarios, vamos a ver otra de las partes esenciales que necesitamos conocer si estamos interesados en su contratación: sus requisitos.

Veámos seguidamente las principales condiciones que se nos requerirán a la hora de tramitar nuestra solicitud de financiación:

  1. El negocio debe de estar registrado en España
  2. La empresa deberá demostrar que es rentable y que obtiene una cantidad mínima de beneficios
  3. Se necesitarán garantía para la empresa, tanto en forma de aval como de activos
  4. Toda la documentación relativa al negocio tiene que ser correcta y estar actualizada en el momento de empezar a contratar la financiación
  5. Si optamos por obtener el capital a través de un banco, vamos a necesitar contar con un plan de negocios
  6. El pago de impuestos relativos al negocio tiene que estar al día
  7. Se requerirá que la empresa cuente con un tiempo concreto de antigüedad (esta característica podría llegar a variar según la entidad en la que vayamos a gestionar nuestra solicitud)

Por último queremos remarcar que según la plataforma o entidad en la que vayamos a solicitar el crédito para negocios en el que estemos interesados, las condiciones que tendremos que cumplir podrían llegar a variar encontrándonos con requisitos que no hemos contemplado a lo largo de nuestro listado.

¿Puedo contratar préstamos para empresas sin tener aval?

Los préstamos para negocios sin aval son un servicio que pese a existir en la actualidad, está sujeto a una serie de condiciones.

Cuando hablamos acerca del papel de un aval en la contratación de un servicio financiero, nos referimos a una garantía extra para que de cara al prestamista podamos demostrar que contamos con la seguridad de que aunque no podamos cubrir los pagos de devolución del préstamo, el capital podrá ser devuelto a través de otra vía. Sin embargo, si no contamos con nadie que nos avale o con alguna propiedad para este efecto: ¿Podemos acceder a préstamos para empresarios sin aval?.

La realidad es que sí: podemos tener acceso a este servicio. No obstante, se tratará de financiación por pequeñas cantidades de dinero que los empresarios podrán utilizar en momentos puntuales.

  • Se trata de los llamados préstamos rápidos para empresas: capital que ronda una media de 300 € a 500 € y que puede llegar a contratarse sin necesidad de tener un aval.

Si por el contrario estamos buscando grandes cantidades de financiación para crear nuestro negocio o expandirlo, vamos a necesitar de un aval para poder contratar el servicio.

Esto es debido a que el prestamista requerirá una garantía de pago para poder llevar a cabo nuestra solicitud, la cual se obtiene a través de un aval.

Préstamos privados para empresarios

Créditos privados a empresarios

Otra de las alternativas la encontramos en los que nos proponen los préstamos privados para empresas.

De todas las opciones de las que os hemos hablado a lo largo de esta entrada, esta es una de las más complicadas de conseguir, dado que los bancos han ido endureciendo sus requisitos a lo largo de la última década, debido a la crisis.

No obstante, existen bancos que no han seguido esta tónica y siguen ofreciendo financiación privada para empresas.

Se trata de plataformas que en su mayoría operan a través de Internet y han conseguido simplificar el proceso de contratación para ofrecer una tramitación fácil y rápida.

Estas entidades han empezado a ofrecer un servicio de financiación especializado en empresarios, pudiendo contratar grandes cantidades de capital 100 % a través de la red, ofreciendo un producto que hasta hace tan solo unos cuantos años tan solo podíamos encontrar dentro de las entidades bancarias convencionales y que además cuenta con las ventajas añadidas de poder tramitar todo el proceso en cuestión de minutos y de forma telemática.

De esta manera encontramos a través de los préstamos para empresas online una opción que sigue siendo una de las preferidas para muchos profesionales debido a todas las facilidades que nos permite tener acceso.

Préstamos para empresas con garantía hipotecaria

También tenemos a nuestro alcance plataformas que permiten acceder a préstamos hipotecarios para empresas.

Esta opción consiste en que podemos obtener el capital que consideremos necesario para nuestro negocio, pero utilizando como aval de la operación una propiedad.

Puede tratarse tanto de un inmueble como un almacén o las oficinas de nuestro negocio: solo tiene que tratarse de una propiedad a nuestro nombre.

Este servicio de financiación permite además obtener capital para nuestra empresa incluso cuando tenemos impagos registrados en ficheros de morosidad como ASNEF o RAI, dado que tal y como os decíamos el aval para la operación será la propiedad que elijamos.

No obstante, hemos de tener en cuenta que los créditos para empresas con garantía hipotecaria tiene un requisito que es completamente indispensable: se requiere que el inmueble o propiedad elegido para avalar el trámite esté completamente pagado o, por lo menos, un importante porcentaje de este.

Como vemos, se trata de una opción que puede resultar muy interesante si queremos obtener capital para invertir en nuestro negocio. Sin embargo, es uno de los tipos de los préstamos para empresas que está sujeto a más riesgo dado que si no pudiéramos hacer frente a la devolución de las mensualidades, podríamos terminar perdiendo nuestra propiedad.

¿No has encontrado lo que buscas?: Aún hay más alternativas de préstamos para crear empresas

A través de toda la información que os hemos ofrecido en esta entrada ya hemos podido ver todo el abanico de créditos para crear o financiar negocios que encontramos en la actualidad.

Pero todavía existen más alternativas, de las que os vamos a hablar a continuación:

  • Financiación a través de la plataforma MAB

El MAB ( Mercado Alternativo Bursátil) está enfocado a pequeñas y medianas empresas, ofreciéndoles un acceso fácil al mercado de valores.

Se trata de una plataforma a través de la cual las PYMES que se encuentren en expansión pueden ponerse en contacto con diferentes inversores procedentes de todo el mundo y utilizar las propias acciones de la empresa como medio de pago.

En resumen, se trata de un servicio de préstamo enfocado a empresarios que dispone de un funcionamiento muy similar a La Bolsa y que pese a que no se trata de un préstamo como tal, si que permite obtener financiación para nuestro proyecto empresarial.

  • Servicios de financiación para empresarios a través del crowfundig y crowlending

Seguimos con una de las propuestas más nuevas que encontramos dentro del sector financiero para profesionales: los sistemas de financiación que funcionan de manera colectiva.

La principal clave de estas plataformas reside básicamente en la posibilidad de poner en contacto a particulares que cuenten con capital para invertir con aquellos negocios que lo necesiten.

Además, este tipo de sistemas cuentan con ventajas que resultan llamativas para ambas partes: son los que ofrecen unos porcentajes de rentabilidad más altos para el inversor (los cuáles se sitúan alrededor del 6 %) y ofrecen a los emprendedores el acceso a dinero para su negocio sin tener que recurrir a un banco.

Si estamos interesados en obtener un préstamo para abrir un negocio a través de alguno de estos dos métodos de financiación hemos de saber que su principal requisito consiste en demostrar que tenemos estabilidad financiera y vamos a poder saldar el importe prestado sin dificultades.