Créditos para jóvenes: financiación para personas de 18 a 21 años

Si estás buscando un crédito y tienes entre 18 y 21 años de edad has encontrado toda la información que necesitas: Te contamos todo sobre las entidades que ofrecen financiación para jóvenes

Préstamos y créditos para jóvenes de entre 18 y 21 años

La edad puede ser un requisito que juegue en nuestra contra cuando buscamos préstamos para jóvenes a partir de 18 años. No obstante, existen plataformas de créditos que a día de hoy ofrecen este servicio si nos encontramos dentro de este grupo de edad.

Ser joven no está ligado a no poder acceder a financiación de calidad con facilidad.

A través de la selección de entidades financieras de nuestro comparador podrás tener acceso al servicio de financiación que necesitas, sin importar la finalidad en la que vayas a invertir el dinero: Podemos, por ejemplo, gastarlo en la reparación o compra de una motocicleta, un viaje o en el pago de los gastos de la universidad.

Estas plataformas ofrecen préstamos y mini créditos a jóvenes con edades de 18 a 21 años poniendo la financiación que buscas a tu alcance y sin que la edad se convierta en un inconveniente.

Préstamo a jóvenes: Te contamos cuáles son sus requisitos

Las entidades de capital privado que ofrecen préstamos a personas jóvenes a partir de 18 años no nos van a solicitar cumplir requisitos concretos o especiales por encontrarnos dentro de este rango de edad: Las características de contratación son las mismas para todos los solicitantes.

De esta manera nos encontramos con que los requisitos que necesitamos cumplir a la hora de tramitar un crédito para jóvenes son exactamente las mismas que se aplican a un perfil de una persona de 50 años.

Vamos a conocer entonces cuáles son los requisitos necesarios para poder obtener este servicio.

Requisitos para un crédito joven:

  1. Ser mayor de edad
  2. Residir en España
  3. Tener un documento DNI o NIE
  4. Ser titulares de una cuenta bancaria (necesaria para obtener el ingreso del dinero)
  5. Un número de teléfono móvil
  6. Documentación relativa a nuestra fuente de ingresos regular que demuestre que disponemos de la suficiente solvencia económica como para reembolsar el préstamo sin dificultades

Tal y como podemos ver, contratar un préstamo joven es a día de hoy un proceso muy fácil y rápido que cuenta con unos requisitos flexibles que se adaptan a una gran variedad de situaciones.

Cuál es la cantidad de dinero máxima que puedo solicitar a través de un crédito para jóvenes de entre 18 y 21 años?

En la gran mayoría de casos tenemos que las plataformas de financiación con préstamos a jóvenes de entre 18 y 21 años no marcan ningún tipo de limitación en lo referente a la cantidad máxima o mínima que podemos contratar según nuestro rango de edad.

Es decir, si la entidad que hemos elegido es compatible con esta característica podremos disfrutar del mismo trato y proceso de solicitud que un particular que tenga una edad superior.

De esta manera tenemos que si la cantidad máxima que ofrece ese prestamista asciende a un total de 500 €, esa será la cifra límite que podremos contratar, sin importar cual sea nuestra edad.

Por lo tanto, dado que las entidades no hacen diferencias según nuestra edad, hemos de buscar y comparar la que mejor se ajusta a nuestras necesidades y puede ofrecernos la cantidad que estamos interesados en contratar.

¿Y si necesito préstamos para estudiantes?

Como os decíamos, la edad no es ninguna restricción a la hora de obtener financiación, sobretodo en el caso de los créditos para estudiantes, los cuáles están enfocados a un público mayoritariamente joven.

Si estamos buscando un servicio financiero con el que cubrir los gastos de nuestros estudios tenemos opciones para conseguirlo a través de plataformas privadas, tan solo tenemos que dar un vistazo a nuestro comparador para encontrar un prestamista que cubra nuestras necesidades.

No obstante, si estamos interesados en contratar créditos estudiantiles tenemos opciones específicas dentro de entidades bancarias que ofrecer servicios exclusivos para esta finalidad.

Normalmente, nos ofrecen un tipo de interés mucho más ajustado y que nos aportará más ventajas.

Un ejemplo lo encontramos en la posibilidad de contratar mayores cantidades de dinero y disfrutar de mayores plazos de devolución.

De esta manera si estamos buscando créditos para jóvenes estudiantes, una de las mejores alternativas pasa por consultar nuestra entidad bancaria de confianza y ver que servicio específico para este fin nos puede ofrecer.

Solicitud de préstamos siendo joven: Una buena idea si hacemos un uso responsable

El uso responsable a la hora de contrar financiación es importante tanto en los créditos enfocados a personas jóvenes como a cualquier otro tipo de perfil.

La posibilidad de obtener financiación de manera rápida y sin preguntas es una opción muy tentadora cuando tenemos una urgencia.

No importa cual sea nuestra edad: poder contar con un extra de presupuesto mensual de la manera más fácil es una opción que resulta atractiva en todas las ocasiones.

No obstante, antes de proceder a contratar un servicio de estas características es recomendable hacer un buen seguimiento de nuestros futuros ingresos para poder asegurarnos de que vamos a poder hacer frente al reembolso del préstamo sin complicaciones. Esto es algo que hay que tomarse muy en serio, como puedes ver en este artículo de El País sobre créditos trampa para estudiantes

El uso responsable de la financiación es especialmente importante en el caso de los préstamos para jóvenes de 18 a 21 años, ya que es en este rango de edad cuando se perciben los primeros sueldos los cuáles no acostumbran a ascender a grandes cantidades de dinero, sobretodo en situaciones en las que, por ejemplo, estamos compatibilizando el trabajo con los estudios.

Más información sobre las consecuencias de los Préstamos Renta Universidad aquí

De esta forma tenemos que la financiación enfocada a jóvenes es, sin dudas, una buena idea si necesitamos contar con efectivo de forma rápida.

La lista de situaciones en las que podemos invertir el importe del crédito son infinitas: Un viaje, una urgencia en casa, un crédito para estudiar, cambiar de teléfono móvil o el regalo de cumpleaños de un amigo, etcétera.

Lo más importante si queremos apostar por un consumo responsable es asegurarnos de que contamos con la estabilidad financiera suficiente que nos permita devolver el importe prestado dentro del plazo.

¿Qué sucede si no puedo devolver mi préstamo para jóvenes a partir de 18 años?

Créditos para jóvenes desde 18 años

Puede ocurrir que tras realizar nuestra solicitud de préstamo para jóvenes no podamos reembolsar el importe del crédito dentro del plazo.

En ese caso hemos de tener en cuenta que conforme aumente la cantidad de días de impago se irán generando una serie de intereses por demora que aumentarán el importe total a devolver.

Esta cantidad variará según el tiempo de duración de la deuda y del propio prestamista.

Además, según aumente el plazo de tiempo que se encuentra activa la deuda, las probabilidades de que esta sea comunicada a ficheros de morosidad irán aumentando.

Si nuestros datos personales se registran en uno de estos listados vamos a tener dificultades para volver poder contratar servicios asociados a financiación hasta que saldemos el importe pendiente.

Las anotaciones en estos listados cobran especial importancia de cara al futuro, ya que si se nos registra un impago siendo jóvenes tendrá sus repercusiones más adelante.

Un ejemplo de ello es la contratación de una hipoteca o la financiación de la compra de un nuevo automóvil: En estas situaciones contar con impagos dentro de ficheros de morosidad nos complicará el acceso al servicio.

¿Cómo funciona la solicitud de financiación para jóvenes hasta 21 años?

Por último, vamos a ver como funciona la tramitación de un servicio de financiación para jóvenes de 18 hasta 21 años de edad.

Si hay una característica que destaca por encima de las demás dentro del sector financiero que opera a través de Internet es su tramitación rápida, fácil y sin apenas documentación: incluso podemos obtener mini préstamos sin apenas requisitos.

Estas ventajas se aplican tanto a la solicitud de préstamos para jóvenes como para todo el resto de posibles solicitantes.

Por lo tanto, tenemos que en la gran mayoría de entidades del sector la tramitación funciona de una forma muy similar.

Seguidamente vamos a ver paso por paso el proceso de tramitación de un crédito para perfiles jóvenes:

  1. Lo primero que tenemos que hacer es buscar información y comparar entre las diferentes entidades a las que tenemos acceso. Así, vamos a poder encontrar el servicio que mejor se ajustará a lo que necesitamos
  2. Tras esto, accedemos a la página web del prestamista e introducimos la cantidad de dinero a solicitar y la cantidad de días que necesitamos para la devolución
  3. Pulsamos sobre el botón de «Contratar» o «Solicitar»
  4. Lo siguiente es completar el formulario que aparecerá, con todos nuestros datos personales y adjuntando la documentación que nos sea requerida: DNI o NIE, justificante de ingresos o extracto bancario
  5. Por último, y tras enviar el formulario, nos quedará esperar la respuesta de la plataforma y tras la aceptación de la solicitud, el ingreso del dinero directamente en nuestra cuenta corriente

Posts y noticias relacionadas

Préstamos sin nóminaPréstamos sin interesesPréstamos sin requisitosPréstamos sin aval

Guías de educación financiera

Guías financieras

Consejos antes de abrir un negocio

Consejos de ahorro para autónomos

Consejos para ahorrar dinero con tu coche

Consejos de ahorro en el hogar

Trucos para llegar a fin de mes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.