Consejos de seguridad a la hora de utilizar tarjetas

Día a día el aumento de clientes de tarjetas bancarias crece a pasos agigantados. Y para los que ya somos usuarios de estas, se nos hace casi impensable tener que pagar en efectivo en ciertos establecimientos, dada la comodidad a la que estamos acostumbrados al pagar con este plástico.

Sin embargo, como en todos los sectores, muchas personas se especializan en obrar sin ética para aprovecharse de los clientes de tarjetas y poder estafarlos. Por ello, vamos a recomendar seguir unas indicaciones y sistemas de seguridad que ayudarán a evitar estas situaciones.

Funcionalidades de seguridad de las tarjetas de pago

doncredit-tarjetas-credito-debito

Comprobar que el titular de la tarjeta corresponda con su DNI

Esta medida de seguridad es la más básica y sencilla de la tarjeta. Ya que cualquiera de ellas incluye el nombre de su dueño grabado en su plástico. Pero esto no quiere decir que salvaguarde de todos los gastos que se abonen con la misma, dado que solo es una medida útil cuando se realiza con la máquina TPV presente. Es decir, en compras de comercio, algunos restaurantes, etc.

Por otro lado, cabe destacar que las actualizaciones y mejoras de la tarjeta, como el PIN o número secreto, o el más avanzado servicio de contactless (pago sin contacto físico), han propiciado que cada vez más se deje de solicitar la identificación del pagador por parte del comercio.

La banda magnética un servicio casi en desuso

Como muchos nos podremos imaginar, la banda magnética fue uno de los primeros servicios que ofrecían las tarjetas. Deslizando esta en una máquina de TPV, se procederá a la lectura digital de la misma y al pago.


Aun así, este método cada vez se está quedando más obsoleto por dos motivos:

  • El primero es que es un servicio que lleva más de 40 años activo y, por tanto, muy conocido por aquellas personas dedicadas al plagio, que son más que expertos en realizar duplicados en este tipo de bandas.
  • Los nuevos avances han conseguido ir descatalogando la banda. La comodidad y rapidez que ofrecen servicios como el chip o el contactless a los usuarios, consigue que se empleen más estas funcionalidades que la banda magnética.

 

El CVV o código de verificación, imprescindible para tus compras online

Mucha gente cree inútil este número formado por tres dígitos, y situado en la parte trasera de la tarjeta. Sin embargo, si alguien ha conseguido aprovecharse de tu identificación y del número de tarjeta (ambos ubicados en la parte delantera del plástico), no podrán realizar compras. ¿Por qué? Porque el único comercio que no te exige el número secreto de la misma, ni te pide el DNI, es el online. Sin embargo, este te exige el CVV.


Por ello, es uno de los datos más útiles e importantes de la tarjeta, aunque se encuentre en el reverso de la misma. Y no hay que menospreciarlo, dado que puede evitar que se nos estafe a través de Internet.

Consejos de seguridad para tarjetas de crédito

El chip digital, el primer paso para la comodidad de los pagos con tarjeta

Ya hemos comentado anteriormente que la banda magnética fue uno de los avances más pioneros que se hicieron a la hora de realizar un pago. A este le siguió la inclusión de un chip digital en el plástico que, supuso una mejora en la seguridad de las tarjetas, al no tener tan fácil su plagio o duplicado.

 

La clave de seguridad o PIN code, la protección en los pagos aumenta

La inclusión de una clave numérica en el chip digital de tu tarjeta es ya uno de los avances más popular en los plásticos de pago. Por ello, la mayoría de las tarjetas disponen ya de esta funcionalidad.
doncredit-guías-guides
El chip es un servicio que ha conseguido potenciar el nivel de seguridad de las tarjetas, protegiéndolas de los gastos que se realicen en caso de que hayan sido robadas. Puesto que no permite que se finalice una compra si no se introduce en la máquina TPV la clave correcta.


Claves de acceso y seguridad con un solo uso

Otro de los fenómenos de seguridad más eficaces en lo que respecta a las tarjetas son estas claves efímeras de un solo uso. ¿Cómo y para qué se utilizan? Las compras que se realizan online, y que evidentemente necesitan tus datos de tarjeta -número, titular y CCV-, añaden otro nivel de seguridad.


La banca online del cliente se pone en contacto con este a través de un SMS que le hace llegar al teléfono móvil asociado con su banca online -la cual tiene el número de cuenta asociado a ese plástico- para que confirme y verifique que se está realizando la compra.

Tarjetas de crédito y seguridad

¿Y qué otras medidas de seguridad puede tener en cuenta el usuario con su tarjeta?

    • Ten discreción con respecto a tus datos identificativos y secretos de tu tarjeta de crédito o débito. Es decir, nadie debe conocer tus claves, números de seguridad, etc.
    • Memoriza el número secreto de la tarjeta. Evita apuntarlo en ningún sitio. Y si por lo que sea, quieres tenerlo físicamente por seguridad, no lo lleves contigo encima y mucho menos a la vez que a la tarjeta a la que corresponde. Por otro lado, guardarlo online tampoco es una buena opción.
    • Debido a las nuevas tecnologías de pago por contacto, por seguridad y para evitar malentendidos con los dispositivos de TPV u otros sistemas de cobro por radiofrecuencias, es conveniente emplear carteras, tarjeteros, monederos, etc. con protección RFID y NFC.

      Es posible que veas complicado que esto suceda. Pero se han dado muchos casos de fraude en transporte público. Dado que no se requiere PIN ni clave para gastos de un importe de 20€ o menos, los ladrones se aprovechan de esto para conseguir cometer los robos.

    • En caso de que nos roben la tarjeta, tendremos saber actuar rápida y eficazmente para poder evitar cualquier retirada de efectivo de nuestra cuenta. Para ello, debemos llamar por teléfono o ponernos en contacto con nuestra entidad bancaria lo antes posible, para anular nuestra tarjeta.

       

      Eso sí, para demostrar qué gastos realizados con la misma son ajenos a los titulares, se debe de apuntar la fecha y hora de la llamada al banco.

    • Firma siempre tus tarjetas. De esta manera evitarás que otras personas puedan utilizarla sin tu permiso. Es otro de los métodos de verificación de identidad.
    • Cuando se realicen compras online debemos tener presente la navegación segura. Es decir, tramitar el pedido, abre una ventana de incógnito y asegúrate de que la URL de la web en la que estés comprando sea la oficial. En caso de fraude pueden apropiarse de los datos personales y de pago que facilites al realizar el pedido.
    • Utiliza tanto un software como un antivirus en tu ordenador apropiado para evitar el phising (uno de los fraudes online más populares entre los hackers, que consiste en la suplantación de identidad) y obtener los datos y la información de tu tarjeta.
    • Otra de las recomendaciones sobre compras online realizadas con tarjetas, es que estas se realicen con tarjetas prepagadas. Con ello limitarías la cantidad de efectivo que se pueda transferir.
    • Por otro lado, en sector online de compras con tarjetas se recomienda desactivar la opción de autocompletar los campos de información. Otra forma de evitar que la información personal del cliente pueda ser adquirida por terceros.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.